Cómo transportar la moto de una ciudad a otra

Existen varias opciones para llevar a cabo el transporte de una motocicleta de un lado a otro.

Furgoneta con uno de los remolques para transportar motos. Fuente: iStock / RomanBabakin
Furgoneta con uno de los remolques para transportar motos. Fuente: iStock / RomanBabakin

Mucho se ha escrito sobre el modo de transportar una moto de un lado a otro. Hay empresas que se encargan de ello, y usuarios que prefieren llevar a cabo esta tarea por su cuenta. Es decir, existen varias opciones para una acción que es mucho más habitual de lo que muchos creen, sobre todo en periodos vacacionales, en los que hay motoristas que se desplazan en coche hasta el destino y después se mueven con su moto por la zona.

Sea como fuere, hay tres maneras "generales" para transportar la moto de una ciudad a otra, las cuales tienen sus pros y sus contras, como suele suceder.

Con una empresa dedicada a dar servicio de transporte

Sin duda se trata de la opción más cómoda para el usuario, puesto que este tipo de empresas se encargan de todo lo relacionado con el transporte seguro de la moto. Como cabe esperar, suele ser la opción más cara (siempre y cuando no se tenga en cuenta el hecho de comprar un remolque), pero el precio depende tanto del tipo de moto (tamaño, cilindrada…) como de la distancia que separa el punto de partida del de destino. 

Generalmente al usuario le basta con decidir el tipo de transporte que desea y entregar la moto. Ya no se tendrá que encargar de ella hasta que la recoja en la ciudad de destino, donde deberá llegar tal y como la dejó.

El transporte de la moto es habitual en vacaciones. Fuente: iStock/Voyagerix
El transporte de la moto es habitual en vacaciones. Fuente: iStock/Voyagerix.

En remolque

Otra posibilidad es encargarse uno mismo de llevar la moto de un lado a otro utilizando para ello un remolque. Para ello el coche que se tenga deberá estar capacitado y, claro está, contar con remolque. En este sentido, si algún propietario se está planteando comprar uno en caso de no tenerlo, debe pensar detenidamente si adquirirlo abierto (más baratos) o cerrado.

Como se puede suponer, los que son cerrados son más caros pero salvaguardan mejor la moto de cualquier tipo de imprevisto que se encuentren por el camino, además de evitar las inclemencias climatológicas que aparezcan. Por eso será importante tener claro por dónde se va a utilizar. Si lo más normal es que se viaje de una ciudad a otra sin apenas posibilidades de precipitaciones, contar con un remolque abierto no sería descabellado; pero si, por el contrario, suele llover y hacer frío, quizás lo mejor será desembolsar una mayor cantidad y hacerse con un remolque cerrado. 

Además de un remolque se puede utilizar una furgoneta, siempre y cuando la moto esté correctamente sujeta, no solo por la seguridad de la máquina y de los acompañantes, sino porque podría ser motivo de multa en caso de que no fuera así.

Conduciendo

La tercera opción -también muy obvia- pasa por conducir la moto hasta la otra ciudad y encargar el transporte del coche o del equipaje a una empresa. Quizás sea más caro para el usuario, pero no cabe duda de que resultará más satisfactorio echarse a la carretera y disfrutar de una ruta que puede terminar siendo inolvidable.

pick-up-moto

Galería relacionada

Pick up para transportar tu moto

Furgoneta con uno de los remolques para transportar motos. Fuente: iStock / RomanBabakin

Relacionado

Características para acertar con algunos de los mejores remolques para moto

Coche con uno de los remolques cerrados. Foto: iStock/Westhoff

Relacionado

Ventajas de los remolques de motos cerrados

Nuestros destacados