¿Cómo es el trámite para dar de baja una moto?

Pasos, documentos y cargos a pagar necesarios para llevar a cabo este trámite

Una moto, con años, a punto de ser dada de baja. Fuente: iStock / Vasyl Dolmatov
Una moto, con años, a punto de ser dada de baja. Fuente: iStock / Vasyl Dolmatov

Quizá ha llegado el momento que todo amante de la velocidad (con cabeza) y las dos ruedas pensaba que no llegaría nunca. Pero es ahora cuando ya no se usa, por diversos motivos, cuando uno piensa en su moto y en darla de baja en la Dirección General de Tráfico. Un proceso que no resulta complicado y cuyos trámites y pasos se explican a continuación.

Eso sí, lo primero de todo es decidir si la baja de esa moto será definitiva o solo temporal. El precio para este trámite es el mismo, solo cambian algunos aspectos. Así pues, si la baja es para siempre es importante saber que las que se hagan en ​​​​​​vehículos a partir del año 2004 ya no se pueden revocar. En el caso contrario, que solo sea un cese temporal, por así decirlo, esa baja implica que no se tengan que pagar impuestos pero sí la obligación de tener la moto guardada siempre en un espacio privado

¿Cómo se da de baja la moto?

Lo primero que hay que hacer es pedir cita previa en alguna de las oficinas de la DGT, además de poner en orden toda la documentación que piden para llevar a cabo este trámite. Esto es, una solicitud en impreso oficial confirmando que se quiere dar de baja ese vehículo (este documento se puede encontrar sin problema en la página web de dicho ente público), una tarjeta para efectuar el pago del coste asociado a dicho trámite (no se puede abonar en metálico); el DNI o cualquier otro documento que certifique la identidad del dueño de dicha moto, así como (como es de esperar) el permiso de permiso de circulación y tarjeta de ITV del vehículo.

Una cosa más, si la idea es dar de baja de forma temporal esa moto ya que ha sufrido un robo, se deberá además adjuntar junto a todo lo anterior la denuncia si es el caso. Una vez se admite a trámite todo este proceso, el último paso es llevar la moto a un desguace y decirle adiós si es una despedida definitiva. Importante, es bueno conservar en casa el certificado de destrucción del vehículo y el justificante de la baja definitiva por si algún día fuese necesario. 

Desguace al que va a parar una moto tras su baja definitiva. Fuente: iStock / narvikk
Desguace al que va a parar una moto tras su baja definitiva. Fuente: iStock / narvikk

Y una última peculiaridad a tener en cuenta: cuando se trate de una moto de época o histórica que sea de coleccionista o vaya a parar a un museo o a una exposición (no se destruirá claro) no es necesario llevarla a un centro autorizado de tratamiento de vehículos. Se hará únicamente la baja de manera presencial o bien por medio de un registro telemático. 

¿Cúanto cuesta?

Sabiendo ya lo anterior, solo queda por conocer la tasa que se aplica por parte de la Dirección General de Tráfico para dar de baja una moto. En este caso se trata de un coste de algo más de 8 euros. Solo en el caso de que se demuestre que ese vehículo tiene una antigüedad de más de 15 años el trámite sería completamente gratuito. Tampoco tendrá coste, como es lógico, dar paso a esa baja cuando se ha sido víctima de un robo. 

Archivado en:

Trámites para homologar una moto de motocross

Relacionado

Trámites para homologar una moto de motocross

Trámites de la DGT  "on-line"

Relacionado

Trámites de la DGT "on-line"

Centro autorizado para la ITV. Fuente: iStock / alexat25

Relacionado

¿Cómo se pide cita previa para acudir a la ITV?

Los mejores vídeos