¿Una moto de batería para niño? Estas son las mejores recomendaciones antes de comprarla

Este tipo de juguetes tan populares pueden llegar a alcanzar los 8 kilómetros por hora.

Niño con una moto de batería. Fuente: iStock / MichaelSvoboda.
Niño con una moto de batería. Fuente: iStock / MichaelSvoboda.

Un regalo que sin duda es todo un acierto para los más pequeños. Los vehículos infantiles, más concretamente motos, de batería que cada vez están más de moda entre los niños de la casa, sobre todo si en esta son verdaderos amantes del mundo de las dos ruedas. Y es que los menores pueden sentirse como verdaderos adultos a bordo de estas motos, pero con la seguridad de que se trata de un juguete con el que no hay peligro alguno.

Eso sí, antes de comprar una moto de batería para un niño, conviene saber cuáles son sus características, además de algunos consejos previos a la adquisición. 

Niñas en una mini moto que funciona con una batería . Fuente: iStock / travnikovstudio
Niñas en una mini moto que funciona con una batería . Fuente: iStock / travnikovstudio.

A tener en cuenta

No solo uno debe guiarse por el precio, el modelo o el color de este juguete para hacer feliz al rey de la casa. Es importante que un adulto antes de comprar una moto de este tipo se fije sobre todo en las marcas más conocidas del sector ya que este tipo de firmas cuentan con un reconocimiento, una experiencia y una garantía acreditadas. Aspectos que también redundan en que ese modelo de moto de batería para niño cumpla, como debe ser obligatorio, con la normativa de seguridad vigente.

Otro punto clave es fijarse en el tamaño de la moto y si la elegida es la más adecuada tanto a la estatura del menor como a su edad; además de comprobar (con el niño sentado, por ejemplo) que ofrece estabilidad para evitar que este caiga el suelo cada poco tiempo o se vaya balanceando en la marcha. 

Al ser de batería, como es lógico, estas motos tienen algo de potencia para poder impulsarse de manera automática (no es necesario que el niño lo haga con los pies) y en este caso es bueno saber que, por ejemplo, un modelo con una potencia de 6v puede alcanzar los 5 km/h, opción aconsejable para los niños más pequeños. Ya si es algo mayor, por ejemplo de unos 6 años se puede doblar la potencia de la moto y que llegue a alcanzar una velocidad cercana a los 8 kilómetros por hora. 

Esto no quiere decir que sean un peligro, pero sí que es cierto que no viene del todo mal si el pequeño que la conduce lleva un casco de seguridad para ganar en tranqulidad. 

Extras

Seguridad y confianza aparte, la elección última de este tipo de motos que funcionan con batería puede también inclinarse en función del precio o según los accesorios o extras que tenga el modelo en cuestión. Así, en el caso del desembolso que cada uno quiera hacer, el rango de precios pueden ir desde los 60 euros aproximandamente que valen las más sencillas y básicas a los 500 euros que de media que pueden costar las más sofisticadas y completas del mercado. 

Y es que las más caras que se encuentran en los establecimientos pueden ofrecer extras como manillar con acelerador incorporado, freno inmediato, bocina y luces para aportar más realismo, batería recargable con cargador, doble velocidad, caballete de metal plegable que incluso se sustituye por dos ruedines, con marcha hacia adelante y otra hacia atrás y una capacidad para soportar hasta 30 kilogramos de peso

Archivado en:

Niños sobre una moto en una competición infantil. Fuente: iStock/StockPhotoAstur

Relacionado

¿Cómo debe ser una moto para un niño?

El regalo que todo niño espera

Relacionado

El regalo que todo niño espera

Hay minimotos para campo y para asfalto. Fuente: iStock/davidf

Relacionado

¿Cómo elegir las minimotos más adecuadas para cada niño?

Los mejores vídeos