Victorias de BMW en el Dakar

A comienzos de los años 80, las motos trail de BMW consiguieron enlazar sucesivos triunfos en tierras africanas.

BMW F 650 GS Rallye 2001de Richard Sainct
BMW F 650 GS Rallye 2001de Richard Sainct

BMW ha sido una de las principales marcas que han participado en el Rally Dakar. De hecho, solo otras tres han logrado más triunfos finales que las motos alemanas, las cuales tuvieron dos rachas que conviene recordar porque se convirtieron en el referente de los modelos destinados al off road.

Todo comenzó a finales de los años 70 y comienzos de los 80. BMW trataba de recuperar las ventas que le habían arrebatado otros fabricantes y puso sus miras en los terrenos alejados de las carreteras. Así que lanzó las BMW G/S, un nuevo concepto con el que cambiaría el futuro de las motos trail. Y sin duda caló entre los consumidores, puesto que las ventas de las G/S se dispararon, convirtiéndose en uno de los segmentos de más éxito para la firma alemana.

BMW en el Dakar

Claro que para que estas nuevas motos fueran conocidas, debían probarse en las pruebas más exigentes. De ese modo se harían un nombre entre los aficionados, que no dudarían en apostar por ellas en caso de comprarse un modelo off road. 

El mejor de los escenarios parecía ser el nuevo rally que llevaba desde París hasta Dakar, siguiendo la ruta que había enamorado a Thierry Sabine. Así que BMW se centró en ganar un raid que no tardó en pasar a la historia por su dureza y por el nivel de los participantes. Las dos primeras ediciones se las llevó Cyril Neveu a lomos de una Yamaha, pero en la tercera edición llegó el momento de BMW Motorrad. El piloto que llevó a lo más alto la BMW GS800R fue el francés Huber Auriol, superando a las temidas motos de los tres diapasones conducidas por Serge Bacou y Michel Merel. Al año siguiente las sorprendentes Honda apartaron a los alemanes del primer puesto, pero las motos monocilíndricas de los japoneses tenían los días contados.

Historias verdes: la leyenda de Huber Auriol "el africano".
Huber Auriol "el africano".

Época dorada de BMW

Así que llegó el año 1983 y la nueva BMW GS980R entró en escena para marcar diferencias. Y sin duda lo consiguió, ya que ganó tres París-Dakar consecutivos:

  • 1983. Hubert Auriol volvió a imponerse con las trail bávaras, imponiéndose a la Honda de Patrick Dobrecq y la Suzuki de Marc Joineau.
  • 1984. El turno en de llegar en menos tiempo que nadie a la capital de Senegal fue para el belga Gaston Rahier, que superó al propio Auriol, ambos con BMW. 
  • 1985. Al año siguiente Rahier repitió triunfo por delante de Jean Claude Olivier con Yamaha y de Franco Picco, también con Yamaha. En esos momentos las G/S de BMW ya eran lo máximo a lo que podía aspirar cualquier aficionado al trail.

Tuvieron que pasar casi quince años hasta que las BMW volvieran a ganar en Dakar. Las motos habían cambiado y las marcas se iban adecuando a los nuevos tiempos. Fue ahí donde el fabricante alemán encontró su momento, justo antes de que KTM comenzara su dominio total:

  • 1999. Cuando todos esperaban que las motos austriacas lograran por fin el ansiado triunfo, BMW se presentó con las F650RR, dando a Richard Sainct el arma capaz de desmontar los intentos de Thierry Magnaldi y Alfie Cox con KTM.
  • 2000. Al año siguiente Richard Sainct repitió en un triplete de BMW que fue el último gran año de los alemanes. Le acompañaron en el podio Óscar Gallardo y Jimmy Lewis.

Hasta la actualidad BMW ha sumado seis victorias, dos segundos puestos y otros dos terceros.

Richard Sainct

Relacionado

Palmarés del tricampeón del Dakar Richard Sainct

Hubert Auriol en una Cagiva

Relacionado

Hubert Auriol, el africano que llegó de Francia

Cyril Neveu en 1988

Relacionado

Cyril Neveu, el primer gran campeón del Dakar

Nuestros destacados