¿Qué saber sobre la evolución del casco cerrado?

Los avances en torno a esta medida de protección esencial en el motociclismo no han cesado desde hace décadas.

Motorista con casco cerrado. Fuente: iStock/pastie
Motorista con casco cerrado. Fuente: iStock/pastie

Como se puede suponer, la historia de los cascos está emparejada a la del propio motociclismo, toda vez que estamos hablando de la prenda clave en la seguridad de los conductores

Mucho ha llovido desde que los soldados únicamente llevaban protecciones de cuero. No en vano, la evolución hasta el casco cerrado se ha debido esencialmente a las continuas bajas que se producían en los accidentes de moto.

¿Qué saber sobre la evolución del casco cerrado?

Antes de que Bell lanzara al mercado el primer casco cerrado o integral, esta industria pasó por muchas etapas. Eso sí, la verdadera concienciación comenzó con la muerte del inglés T.E. Lawrence en el año 1935, la cual se debió a un accidente de moto. Como se trataba de un héroe de la patria, se comenzó a hablar de la necesidad de llevar protecciones en la cabeza cuando se montaba en moto.

Así, los cascos jet sustituyeron a los que cubrían solo la parte superior del cráneo y de ahí se pasó al siguiente estadio: los cascos integrales. De estos conviene saber la siguiente información:

  • En el año 1967, el 15 veces campeón del mundo Giacomo Agostini fue el primer piloto que llevó un casco integral. Era de la marca AGV y con él se daría un paso importante para la seguridad de los conductores. Ya en 1970, otro de los grandes genios de este deporte, Mike Hailwood, también llevó uno en las 200 millas de Daytona.
Giacomo Agostini. Fuente: Gold & Goose
Giacomo Agostini. Fuente: Gold & Goose.
  • Un año después de que Agostini sorprendiera con esta nueva protección que buscaba una mayor seguridad para el piloto, la marca Bell lanzó al mercado el Bell Star, sobre el que había estado trabajando durante unos años. Como cabe esperar, se fue estandarizando hasta convertirse en la pieza protectora por excelencia. No en vano, ofrece una mayor seguridad que los cascos jet, ya que salvaguarda el rostro y la parte inferior de la cabeza. Lo más curioso es que por aquel entonces países como Australia sí que obligaban a llevarlo cada vez que se conducía en moto, pero en Reino Unido no fue obligatorio hasta 1973. Es más, en España no entró en vigencia la ley hasta 1982 -en 1992 fue cuando terminó siendo obligatorio para cualquier motocicleta o ciclomotor, independientemente de su cilindrada y potencia-.
  • La evolución desde ese momento fue constante. Por ejemplo, en los años 80 la marca Shoei diseñó y puso en venta el casco multifibra, empleando para ello materiales como el carbono o el kevlar. 
  • Finalmente, hay que recordar que tanto el casco cerrado como otros modelos que hay en el mercado (jet, modulares…) tienen una fecha de caducidad a partir de la cual los materiales ya no protegen del mismo modo. Dependerá de los materiales y de la calidad del casco, claro está.
  • En cuanto al futuro de los cascos de moto, algunos fabricantes apuntan a modelos muy innovadores que se caracterizarán por ser “inteligentes”, puesto que llegarán a proyectar datos que le servirán al conductor para rodar más seguro. Además, dispondrán de conexión a internet, wifi, sensores de movimiento y un largo etcétera. Seguramente con tales protecciones T.E. Lawrence hubiera tenido unos años más de vida.

Archivado en:

El avance del sistema MIPS en los cascos

Relacionado

El avance del sistema MIPS en los cascos

Los cascos con 5 estrellas son los más resistentes del mercado según Sharp. Fuente: iStock/e_rasmus

Relacionado

¿Por qué hay cascos con 5 estrellas?

El casco jet abierto para motos es muy habitual en la ciudad. Fuente: iStock/_laurent.

Relacionado

¿Conviene elegir cascos abiertos para motos?

Los mejores vídeos