¿Por qué cada espejo de la moto debe estar homologado?

No es posible instalar el espejo que el conductor desee si no se ajusta a una serie de reglas marcadas desde la UE.

Cada espejo de la moto ha de estar homologado. Fuente: iStock/nojustice.
Cada espejo de la moto ha de estar homologado. Fuente: iStock/nojustice.

Una de las piezas que más se suele cambiar en una moto (o al menos que más se desea sustituir) es el espejo retrovisor. Ya sea por aportar un toque estético que le vaya mejor a la motocicleta o por el simple hecho de que los que trae de serie no facilitan la visión al conductor, lo cierto es que los espejos retrovisores son muy dados a ser cambiados. Pero ¿es esto legal?

Espejo de moto homologado

Para poder sustituirlos, los espejos de moto que se instalen habrán de estar homologados, ya que si no es así, la moto no va a pasar la Inspección Técnica de Vehículos (ITV). Esto provocará que haya que volver a poner los originales si se quiere pasar el “examen”.

Y eso no es todo, si los agentes de tráfico paran la moto y detectan que lleva unos espejos retrovisores no homologados, pondrán una multa al conductor, ya que no está permitido la instalación de piezas que no hayan pasado por ese trámite previamente.

Así pues, para cambiar el espejo de la moto, este debe comercializarse con la etiqueta que demuestra que ha sido homologado con anterioridad, de manera que no habrá ningún problema. Otro asunto es que se opte por espejos que no cuentan con esa homologación, lo que obligará al dueño de la motocicleta a que un taller se encargue no solo de poner los nuevos modelos, sino de homologarlos para poder pasar la ITV. 

En este sentido, un usuario podría asegurar que los espejos cumplen perfectamente con su labor y son prácticamente iguales a otros que se comercializan homologados, pero si no han superado este trámite de la UE, dará lo mismo. La sanción seguirá su curso.

Los espejos de la moto deben pasar por un proceso de homologación. Fuente: iStock/Peopleimages
Los espejos de la moto deben pasar por un proceso de homologación. Fuente: iStock/Peopleimages.

Quitar o cambiar los espejos de una moto

Generalmente cuando se desea cambiar los espejos retrovisores de la moto, no se piensa en eliminarlos, sino en la colocación de algún modelo que se adecúe más a los gustos del dueño. Esto es muy habitual sobre todo en las motocicletas que siguen una estética determinada, como es el caso de la Café Racer y otras tendencias concretas.

También podría darse el caso de que se quiera quitar algún espejo y no poner otro en su lugar. Pues bien, esto no está permitido, ya que si una moto sale de fábrica con dos retrovisores, no se puede quitar ninguno de ellos. Asimismo, si solo ha salido con uno de fábrica, ese va a ser el obligatorio, aunque después se pueda sumar uno más. Esto ocurre con los ciclomotores que no superan los 45 km/h. Solo es necesario que lleven un espejo -aunque lo recomendable siempre es tener un par de ellos a cada lado de la moto-. En cambio, para los modelos más potentes y rápidos, es obligatorio llevar uno a cada lado y que estén homologados.

En definitiva, para realizar cualquier cambio, hay que pasar por un proceso de homologación y por la consiguiente inspección del vehículo de cara a que lo dé por bueno. Y si se desea cambiar los espejos retrovisores, lo mejor es que se adquieran unos que ya tengan el código que asegura que han sido homologados conforme a las normativas de la UE.

Archivado en:

Faro de moto homologado. Fuente iStock/Simon Podgorsek.

Relacionado

Cómo conseguir un faro de moto homologado

Espejo retrovisor sin ángulo muerto, un invento español para salvar vidas

Relacionado

Espejo retrovisor sin ángulo muerto, un invento español para salvar vidas

Uno de los espejos de una moto. Fuente: iStock / jashlock

Relacionado

¿Cómo colocar y ajustar los espejos de la moto?

Los mejores vídeos