Historia de Gilera, la mítica marca italiana

Con ocho campeonatos del mundo, este fabricante es uno de los legendarios en la historia del motociclismo.

Historia de Gilera, la mítica marca italiana
Historia de Gilera, la mítica marca italiana

Gilera se convirtió en una marca legendaria cuando formó parte de la edad de oro del motociclismo italiano a mediados del siglo XX, en los años en los que las motos fabricadas en el país transalpino dominaban con mano férrea las diferentes categorías del Campeonato Mundial de Motociclismo. 

No obstante, la historia de Gilera se remonta unos cuantos años antes de que acaparara títulos de 500 cc después de la Segunda Guerra Mundial y con el Mundial recién creado. Concretamente todo comenzó en 1909, cuando Giuseppe Gilera la fundara en Arcore, siendo ese mismo año el de la presentación de su primera motocicleta, la VT317.

Historia de Gilera

A partir de ese primer modelo, la compañía continuó con una trayectoria que se caracterizó por la fabricación de motos de gran cilindrada. No en vano, poco después, justo antes de que comenzara la que por entonces se denominó como Gran Guerra, inició la producción de motocicletas de 500 cc. A partir de ahí, los momentos clave en la historia de Gilera fueron los siguientes: 

  • Años 30. Fabricó los modelos Quattro Bulloni 500 y Otto Bulloni.
  • 1935. Gilera adquirió los derechos del motor de cuatro cilindros Rondine.
  • 1936. Presentó el modelo Rondine y batió el récord de velocidad en 1937 hasta dejarlo en los 274 km/h.
  • 1950. Umberto Masetti se hizo con el mundial de 500 cc, el primero de la marca de los seis que ganó en ocho temporadas. Masetti repitió en 1952, Geoff Duke reinaría durante tres años consecutivos, y en 1957 Libero Liberati se alzaría con el último entorchado.
  • 1955. Fallecimiento de Ferruccio Gilera, hijo del fundador. Este hecho marcaría el devenir de la marca ya que Giuseppe perdió parte de su impulso innovador a partir de entonces.
  • 1957. El año en el que Gilera arrasó en el mundial de 500 cc con cinco victorias en seis grandes premios, se decidió que no seguiría participando en el Campeonato del Mundo. En esta decisión, denominada como “El Pacto de la Abstención” acompañaron a la marca otras dos míticas como Moto Guzzi (tres títulos en 250 cc y cinco en 350 cc) y Mondial (cuatro en 125 cc y uno en 250 cc). La razón principal fue la reducción de costes para enfrentarse al recién creado Mercado Común Europeo y, en menor medida, la mala prensa que estaban teniendo las carreras después de algunos funestos accidentes en Italia. El resultado fue que a partir de ese momento quedara solo MV Agusta como fabricante puntero, dominando 350 y 500 cc como nunca después se ha vuelto a ver.
  • 1969. El Grupo Piaggio adquirió Gilera.
  • En la década de los 80, Gilera también cosechó varios éxitos en la disciplina del motocross, logrando varios triunfos y subcampeonatos con pilotos italianos como Michele Rinaldi y Corrado Maddii.
  • 1993. Gilera volvió al Campeonato del Mundo, en esta ocasión a 250 cc, aunque abandonó de nuevo la competición.
Manuel Poggiali ganó con Gilera el GP de Italia de 2002. Fuente: Gold & Goose
Manuel Poggiali ganó con Gilera el GP de Italia de 2002. Fuente: Gold & Goose.
  • 2001. Manuel Poggiali ganó el mundial de 125 cc por delante de Youichi Ui y su Derbi, y Toni Elías y su Honda. Al año siguiente quedó en segundo lugar por detrás de la Aprilia de Arnaud Vincent.
  • 2006. Además de en 125, Gilera también participó en 250 cc.
  • 2008. Marco Simoncelli se hizo con el título de 250 cc por delante de Álvaro Bautista en una temporada en la que ganó seis grandes premios.
El equipo Gilera, la primera gran escudería del Mundial de 500.

Relacionado

Piero Remor, el genio airado de Gilera y MV Agusta

Gilera Fuoco 500 LT, un triciclo eficaz y divertido

Relacionado

Gilera Fuoco 500 LT, un triciclo eficaz y divertido

Gilera cumple 100 años

Relacionado

Gilera cumple 100 años

Los mejores vídeos