Jon Ekerold, el piloto de motociclismo que antes de la velocidad eligió el ring de boxeo

Este piloto es de los pocos que se ha llevado importantes títulos corriendo de forma privada.

Jonathan Ekerold durante una carrera / Credit: Maurice Büla © FIM
Jonathan Ekerold durante una carrera / Credit: Maurice Büla © FIM

Antes de probar suerte con las pistas de los circuitos de competición, las dos ruedas y la velocidad más absoluta, este piloto sudafricano nacido un 8 de octubre de 1946 entró en el mundo del deporte en un mundo que nada tiene que ver con el motociclismo, el de un ring de boxeo. Se trata de Jonathan Ekerold.

Su paso al mundo del motor

Más tarde y viendo que esto de los golpes no era lo suyo para dedicarse de manera más seria y profesional y por consejo de su tío materno empezó a meterse poco a poco más en el mundo del motor. Tal es así que su debut tuvo en el año 1975 en la celebración del Campeonato del Mundo en el Gran Premio de Austria de esa misma temporada y donde logró ser segundo a lomos de una Yamaha TZ privada en la clase 350.

De esta manera, como piloto privado, siguió probando suerte en los años siguientes en los que obtuvo su primera victoria en el GP de Francia de 1977 en 250 centímetros cúbicos. Un logro que se sumó al conseguido unas temporadas más tarde cuando se proclamó campeón del mundo en 350 en 1980. Un título que fue de lo más especial ya que es de los pocos en la historia que se ha conseguido por parte de un piloto que ha corrido de forma privada. Una actuación memorable pilotando una Bimota.

Tras una temporada más, Jonathan Ekerold se convirtió en piloto oficial de Cagiva, compañía de motocicletas, para dar sus primeros pasos en el Motomondiale en la clase 500. Una participación en la que se le vio pilotando un modelo Cagiva nC2 y con la que el deportista sudafricano logró los primeros puntos para la escudería a la que ahora pertenecía y que había confiado en sus posibilidades. Sin embargo, esto no quiere decir que el piloto tuviera por delante una larga carrera profesional. El año 1983 fue su última temporada en las pistas

Pero, antes de que llegara esa fecha y su retirada definitiva, a Jonathan Ekerold se le vio a lomos de una Honda tomando la salida en el Campeonato Mundial de Resistencia, durante el cual participó en las conocidas 8 horas del Nürburgring y acabando con un más que honroso tercer puesto. 

Jonathan Ekerold en una de sus victorias / Credit: Maurice Büla © FIM
Jonathan Ekerold en una de sus victorias / Credit: Maurice Büla © FIM.

Su retirada

¿Qué vino después? Una vez que ya dijo adiós a su faceta deportiva más profesional, Jonathan Ekerold tomó la decisión de abrir un concesionario de la marca Yamaha (que tantas alegrías le había dado en los campeonatos de mundo) en su Sudáfrica natal. Una aventura empresarial y relacionada con el mundo del motor que no le duró mucho tiempo ya que acabó vendiendo el negocio a su hermano para que él se pudiera dedicar a la cría de caballos a partir de ese momento.

Pero no fue el único cambio de esos años. En 1994 decide dejar su tierra y se muda con su familia a Alemania. Allí, en el país germano empezó dirigiendo un pequeño equipo de motocross para sus hijos; uno de los cuales, Jonnie, además de su cuñado Alan North, también probó suerte como corredor profesional en el mundo de la velocidad. 

Archivado en:

Thomas Luthi en su moto / Credit: PSP/ Lukasz Swiderek © FIM

Relacionado

Thomas Lüthi, campeón del mundo de 125 cc en 2005 con Honda

Toprak Razgatlioglu festeja su título mundial de SBK 2021 con un stoppie marca de la casa

Relacionado

Toprak Razgatlioglu campeón del mundo de Superbike 2021

Remy Gardner celebra el título de Moto2 en Valencia.

Relacionado

Remy Gardner campeón del mundo de Moto2 2021

Nuestros destacados