Shoya Tomizawa, el talento que se apagó demasiado pronto

El joven piloto japonés falleció en el circuito de Misano cuando aún no había cumplido los veinte años.

Shoya Tomizawa en plena carrera. Fuente: Gold & Goose
Shoya Tomizawa en plena carrera. Fuente: Gold & Goose

Cuando hablamos de Shōya Tomizawa no podemos dejar de sobrecogernos por las imágenes que los aficionados al Campeonato del Mundo de Motociclismo vimos en septiembre de 2010. Y es que este joven piloto japonés perdió la vida después de sufrir un aparatoso accidente en el Gran Premio de San Marino disputado en el Circuito de Misano. 

Aquello fue un duro golpe para toda la parrilla en general y para el motociclismo japonés en particular, ya que después de perder a Daijiro Kato siete años antes, volvían a ver como otra joven estrella con una gran futuro por delante corría la misma fatídica suerte.

Conociendo a Shōya Tomizawa

Antes de hablar sobre la carrera de Misano, es conveniente recordar en algunos puntos cómo fue la trayectoria deportiva de Tomizawa en el poco tiempo que tuvo para demostrar su valía. A fin de cuentas, no había cumplido los veinte años cuando se produjo el accidente (nació el 10 de diciembre de 1990):

  • Con cuatro años ya montaba en moto y con once pasó a las competiciones de minimotos. Era uno de esos diamantes en bruto que solo había que pulirlos y que rápidamente se adaptaban a categorías que eran propias de su edad.
  • Esta precocidad provocó que en 2006 ya debutara en el Campeonato del Mundo como invitado en Motegi.
  • Eso sí, no fue hasta 2009 cuando pasó de correr solo el GP de Japón a disputar la temporada de 250 cc con una Honda.
  • Precisamente a la temporada siguiente se produjo el cambio de cilindrada. El cuarto de litro desaparecía y se iniciaba la era de Moto2. Y Tomizawa fue el piloto que se llevó la primera victoria en la segunda categoría del mundial. Fue en Losail, en el GP de Qatar, y sin duda era una buena muestra de que se trataba de un piloto con un gran talento. A eso se le unía la simpatía y una eterna sonrisa que hacían de él alguien querido en el paddock al que hacía poco que había llegado.
  • Después de ese inicio fulgurante, al que le unió una segunda posición en Jerez, el rendimiento de Tomizawa disminuyó, aunque no se alejaba de los puestos de cabeza. 
Shoya Tomizawa. Fuente: Gold & Goose
Shoya Tomizawa. Fuente: Gold & Goose.

Misano 2010

Cuando llegó septiembre, era el turno del GP de San Marino, donde tendría una nueva oportunidad para brillar y retomar la senda de la victoria que había probado en el comienzo de la temporada. Sin embargo, la fortuna miró a otro lado. El japonés rodaba en un segundo grupo tras los tres líderes (Simón, Elías y Corsi), en el que le seguían Scott Redding y Alex De Angelis. Entonces se fue largo en una curva, lo que le llevó a rodar sobre el piano e irse al suelo. Se trataba de una de tantas caídas que se ven en los circuitos cada fin de semana de gran premio. Sin embargo, De Angelis y Redding no pudieron esquivar a Tomizawa y le pasaron por encima, causándole múltiples traumatismos y hemorragias internas que acabaron con su vida.

Tetsuta Nagashima: “Me imaginé como debió vivirlo Tomizawa”

Relacionado

Tetsuta Nagashima: “Me imaginé como debió vivirlo Tomizawa”

Pol Espargaró: "Quiero dedicar esta victoria a Shoya Tomizawa"

Relacionado

Pol Espargaró: "Quiero dedicar esta victoria a Shoya Tomizawa"

Hasta siempre, Tomizawa

Relacionado

Hasta siempre, Tomizawa

Los mejores vídeos