¿Cuándo debe pasar su primera ITV una moto?

Este trámite obligatorio debe pasarse tanto por una cuestión de seguridad como de cumplimiento medioambiental.

Profesional inspeccionando una moto en la ITV. Fuente: iStock / dusanpetkovic
Profesional inspeccionando una moto en la ITV. Fuente: iStock / dusanpetkovic

Tras la ilusión de poder comprarse por fin una moto nueva, llega luego el disfrutarla... pero sin dejar de estar atento a las obligaciones legales que se tienen con este vehículo a motor de dos ruedas. Y una de ellas es el correspondiente paso por la Inspección Técnica de Vehículos para comprobar que la motocicleta cumple con todos los preceptos para circular por la carretera sin problema alguno. Es entonces cuando a algún nuevo dueño le asalta de la duda del momento en que tiene que pasar esa primera ITV.

La importancia de la ITV

Aparte de la importancia de la seguridad, nadie lo duda, el objetivo de este trámite legal y normativo es asegurarse de que el vehículo en cuestión cumple con unos estándares mínimos también en lo relativo a la contaminación. Es por ello que entre los puntos críticos que se miran en una moto cuando pasa este control se encuentran aspectos como las luces (para comprobar su correcto funcionamiento), el número de bastidor para ver que no se ha hecho alguna modificación, el estado de los espejos retrovisores y lo mismo en el caso de las ruedas. En este último punto se mira también si estas son de las medidas homologadas para dicho modelo.

Otros puntos a tener en cuenta: todo lo relativo a la matrícula (debe estar bien sujeta, nada de doblada y los números leerse con facilidad), el tubo de escape (homologado y sin que supere ni el número de decibelios ni el nivel de contaminación permitido en cada caso), así como cuestiones relativas a posibles pérdidas de líquidos, suspensiones o si los frenos funcionan como es debido. 

Faro de una moto, aspecto que también se mira en una ITV. Fuente: iStock / jkitan
Faro de una moto, aspecto que también se mira en una ITV. Fuente iStock jkitan.

¿Cúando?

La respuesta a esta pregunta es a los cuatro años. Es cuando se debe ir con la moto nueva, que nunca ha pasado esa revisión, a la ITV. Pasado este primer examen normativo, las siguientes veces que el motorista la lleve a esta inspección técnica de vehículos será cada dos años. Fechas claves que no hay que olvidar si uno no quiere verse ante la sanción que esto supone si un agente de tráfico para al conductor y comprueba que no ha pasado la ITV cuando le tocaba obligatoriamente. Además, esta multa económica se puede ver duplicada si, incluso llevando la moto a un centro autorizado para dicha inspección técnica de vehículos esta no se ha pasado como debería y el conductor estaba obligado a hacer unos cambios que todavía permanecen sin acometerse.

La responsabilidad de acudir cuando toca a la ITV también es por una cuestión individual de responsabilidad y seguridad vial. Y es que como recuerdan desde la Dirección General de Tráfico, un 6% de los accidentes de tráfico está causado por defectos técnicos de los vehículos que se podrían solventar o arreglar con el pertinente paso por la ITV. 

Algunos casos especiales

No todas las motos tienen que someterse a este control con la  misma regularidad antes mencionada. Es el caso de los ciclomotores con lo que uno tendrá que acudir a esa primera revisión a los tres años de su compra (a los dos si se trata de las motocicletas). Una vez cumplida esta primera parte, luego la frecuencia es la misma, cada 24 meses.

También está la peculiaridad de las motos históricas; es decir, aquellas motocicletas que ya han cumplido 25 años de edad. En este ejemplo, la ITV se pasa siempre cada tres años. 

Archivado en:

Una moto pasando la ITV. Fuente: iStock/dusanpetkovic

Relacionado

¿Cuál es el plazo para pasar la ITV?

Centro autorizado para la ITV. Fuente: iStock / alexat25

Relacionado

¿Cómo se pide cita previa para acudir a la ITV?

En una moto, la pegatina de la ITV es obligatoria. Fuente: iStock/AlexLinch

Relacionado

La pegatina de la ITV en una moto: un elemento imprescindible y obligatorio

Los mejores vídeos