Test escape: Akrapovic Evolution Line para Honda CRF 250

El conjunto Evolution Line desarrollado por Akrapovic consigue un efecto estéreo más envolvente, nítido y palpitante, no solo en cuanto al sonido sino sobre todo en lo referente a las prestaciones y la entrega de potencia.

Marcos Abelenda. Fotos: Jaime Olivares (estáticas) y Alejandro Cubino (acción). Colabora: Luis Nieto.

Escape Akrapovic Honda CRF 250 2022 (4)
Escape Akrapovic Honda CRF 250 2022 (4)

La firma eslovena Akrapovic es una de las más reputadas en la fabricación de sistemas de escape para motores térmicos, tanto en el mundo de la automoción como entre las motos de velocidad y también las motos de campo. La receta de su éxito consiste en la apuesta constante por la inversión en investigación y desarrollo. Para ello cuentan con máquinas y bancos de potencia de última generación, además de testarse en el mundo real como suministradores de algunos de los mejores equipos de competición (como GASGAS, KTM y Yamaha en MXGP). Sin olvidar, la ventaja que supone contar con su fundición de titanio propia en la que investigar las mejores aleaciones.

Objetivo: Honda CRF 250 2022

Akrapovic ha lanzado recientemente el sistema Evolution Line para la nueva Honda CRF 250, un modelo muy renovado en su versión 2022, incluyendo un sistema de escape con un solo colector y un solo silenciador (antes, dos de cada), lo que ha conllevado modificaciones importantes en la culata y otros sistemas. Además, la máquina roja también estrena bastidor, subchasis y carrocería, configurando los tres una figura muy pero que muy compacta, lo que ha supuesto una dificultad añadida para diseñar un escape que se acople adecuadamente y que al mismo tiempo mejore las prestaciones.

El colector de Akrapovic apuesta por el uso de una cámara de resonancia de la que carece la pieza original.

El “EVO” de Akrapovic está fabricado íntegramente en titanio, tanto el silenciador como el colector, con paredes de diferente espesor según la zona para asegurar la necesaria robustez pero buscando a la vez una rebaja de peso. El colector presenta en la zona acodada tres tramos de diámetro creciente, como también ocurre en la pieza de origen, y aunque a diferencia de ésta también apuesta por el uso de una cámara de resonancia en mitad del recorrido, protegida en su caso por un “escudo” en titanio.

El silenciador presenta esas nuevas formas que Akrapovic emplea en los escapes de diseño más reciente, como en los elementos sistemas desarrollados para las monturas del grupo KTM. A diferencia del perfil ovalado de otros sistemas, este silenciador luce unas formas más planas y angulosas en la cara exterior, con el fin de configurar una estructura más robusta y resistente a los impactos y las caídas, además de asegurar un nivel sonoro acorde a las exigencias de la FIM. Con el mismo objetivo, la superficie recibe un nuevo tratamiento para prevenir arañazos y también se ha estrenado un proceso de impresión del logo para asegurar su durabilidad.

Escape Akrapovic Honda CRF 250 2022 (5)
Escape Akrapovic para Honda CRF 250 2022.

Instalación

La operación de sustituir el escape original de la CRF 250 ’22 por el Evolution Line de Akrapovic se completa en apenas quince minutos. Podemos empezar desmontando el portanúmeros derecho de la Honda, para tener más espacio y visualizar mejor los orificios, aunque en verdad tampoco es imprescindible. Tras retirar el escape original, pensad que las tuercas que sujetan el colector a la culata se vuelven a reutilizar, pero no así los dos tornillos que fijan el silenciador al subchasis, que podéis guardar pues el Akrapovic viene con sus dos tornillos con cabeza torx de 40.

En caso de motos de cierto uso sería aconsejable sustituir la junta del colector de escape (no incluida en el kit). Lo primero será aproximar el cabezal de la culata, pero sin apretar del todo los tornillos. Fijaos en que los agujeros para los muelles de la brida queden en la posición correcta: por encima del agujero del tornillo, el de la derecha (en sentido de marcha de la moto); y hacia abajo el de la izquierda.

Una vez instalado, es recomendable arrancar el motor y calentarlo paulatinamente, para apagarlo a continuación, dejar que enfríe y revisar el apriete.

A continuación colocamos el colector y el silenciador. Os recomendamos encajarlos bien entre sí antes de avocar ningún tornillo, para que haya juego para engastarlos fácilmente, pues la falta de espacio puede dificultar la tarea. Igualmente, no os olvidéis utilizar la pasta selladora que incluye el sistema para la unión entre el colector y el silenciador.

Escape Akrapovic Honda CRF 250 2022 (10)
Escape Akrapovic para Honda CRF 250 2022.

Seguidamente, introducimos los tornillos del silenciador y vamos apretando el sistema poco a poco. La última operación será la acoplar los tres muelles, los dos del colector a la culata y el del colector al silenciador. Los dos primeros se pueden presentar previamente, cuando aproximamos el cabezal a la culata, aunque en verdad no es imprescindible pues hay espacio suficiente para hacerlo a posteriori. Una vez instalado, es recomendable arrancar el motor y llevarlo a temperatura de funcionamiento paulatinamente, para posteriormente apagarlo y esperar unos minutos a que se solidifique la pasa de sellado. También es recomendable revisar el apriete de los tornillos tras el primer uso en el circuito.

Sabed que de origen el silenciador viene sin “dB-killer” instalado, lo cual no impide que el sonido no exceda los 116 decibelios según hemos verificado nosotros. ¡Ojo!, porque sí cuenta con restrictor “para-llamas” interno que no se puede desmontar -también incorpora un anillo desmontable para tapar el orificio del tornillo pero que no es restrictor de gases ni sonido-. Eso sí, a mayores incluye un segundo tapón “para-llamas” para rebajar todavía más la sonoridad, aunque es cierto que la instalación y el desmontaje del mismo es más complicado que en otros silenciadores Akrapovic porque hay poco espacio para tirar del anillo metálico.

Escape Akrapovic para Honda CRF 250 2022 (2)
Escape Akrapovic para Honda CRF 250 2022.

Centro Técnico

Para probar correctamente un sistema de escape se antoja imprescindible hacer mediciones empíricas que vayan más allá de valoraciones subjetivas como “corre mucho” o “corre poco”. Las sensaciones en pista son importantes obviamente, pero en un elemento tan importante y costoso como un escape también es esencial cuantificar el incremento de potencia y peso.

Por suerte, en MOTO VERDE contamos con un buen laboratorio con herramientas científicas como la báscula y el banco de potencia, para verificar la precisión de los datos expuestos por el fabricante. En las numerosas pruebas que hemos hecho anteriormente de escapes Akrapovic nos sorprendió la exactitud de las mejoras anunciadas, por lo que esta vez teníamos interés si se repetía la situación.

La CRF 250 con el Akrapovic ha rendido 41,2 caballos en el banco de potencia

El peso del conjunto de escape original de la CRF 250 ’22 se sitúa en 3.322 gramos, de los cuales 2.648 gr. corresponden al silenciador y 673 gr., al colector. En el caso del conjunto Akrapovic Evolution Line, el peso verificado es de 3.026 gramos (2.378 el silenciador y 648 el colector), lo que supone una rebaja de peso de 296 gramos (Akrapovic anuncia un aligeramiento de 200 gramos).

En cuanto a potencia, la firma eslovena señala una mejora de 0,2 CV en potencia máxima (a 12.000 rpm), y de 0,7 CV a 4.750 rpm. Por su parte, el par motor aumenta, según Akrapovic, en 1,1 Nm (equivalente a 0,102 kgm) a 4.470 rpm.

Escape Akrapovic para Honda CRF 250 2022 (1)
Escape Akrapovic para Honda CRF 250 2022.

Nuevamente, los datos anunciados se corresponden admirablemente con las mediciones obtenidas en nuestro Dynojet M200i. Con el sistema de serie, la CRF 250 ’22 ha rendido una potencia máxima de 40,5 CV a 11.540 rpm, mientras que la misma unidad dotada del Evolution Line ha rendido 41,2 CV a 11.875 rpm (0,7 caballos más). El par motor asciende de 2,6 kgm a 9.040 rpm, hasta los 2,7 kgm a 9.140 rpm. Además, también hemos comprobado cierto que el mayor incremento de prestaciones se produce entre 4.000 y 5.000 revoluciones, con hasta 3 caballos más a 4.750 rpm.

Como podéis ver en las gráficas que os mostramos, el rendimiento resulta mejor entre 4.000 y 6.000 revoluciones y también desde 9.000 vueltas hasta el corte de encendido (que apenas gana 100 revoluciones). Otras conclusiones interesantes que revela el Dynojet es que incluso con el segundo “para-llamas” instalado el rendimiento es superior al escape de serie y que, además, con el mapa de motor 3 (el agresivo) se ganan todavía un poquito más de potencia. Porque, eso sí, los ensayos los hemos hecho sin modificar ni reprogramar los mapas originales de la Honda.

Escape Akrapovic Honda CRF 250 2022 (21)
Escape Akrapovic para Honda CRF 250 2022.

Sensaciones

Cómo no, también hemos ido al circuito para sentir, oír y percibir las diferencias entre el escape de serie y el Akrapovic. En primer lugar, llama la atención el contenido incremento del sonido, pues si bien el Akra aporta un toque profundo, grave y deportivo, en verdad la diferencia con el elemento de origen no es tan destacada como en años anteriores. En verdad, esto se debe también a la propia evolución de la Honda CRF 250, cuya versión 2022 emite un sonido bastante más fuerte y deportivo que los “apagados” modelos anteriores.

En movimiento, la MX2 roja plantea de serie una entrega muy positiva a bajas vueltas, con fuerte golpe de gas desde bien abajo, lo que nos ayuda a emplear la tercera marcha a la salida de muchas curvas. Quizá nos hace confiarnos en exceso, pues en la transición de bajos a medios aparece un cierto retardo en la subida de vueltas que nos hace repensar nuestra estrategia y recurrir al proceder habitual de las 250 2T: marchas cortas, algo de embrague y no cambiar hasta el corte. De esta forma, la CRF nos regala un alto régimen muy elástico y con notable sensación de caballería (aunque tampoco exagerada).

El Evolution Line solventa las imperfecciones del motor de serie y “rellena” los huecos de potencia

Al cambiar el sistema original por el escape Akrapovic y volver al circuito comprobamos que, tal y como indican los datos del Banco de Potencia, la ganancia de prestaciones máximas no es desorbitada pero sí que está muy bien distribuida y compensa más de lo que parece. El Evolution Line solventa las imperfecciones del motor de serie y “rellena” los huecos de potencia. El tacto del acelerador se vuelve más inmediato y reactivo desde el primer gesto, pero sobre todo se agradece la mejora a medio régimen que, ahora sí, nos permite apostar por marchas largas y una conducción más efectiva y fluida, al perdonar mejor los errores.

Escape Akrapovic Honda CRF 250 2022 (3)
Escape Akrapovic para Honda CRF 250 2022.

Arriba también percibimos una estirada más homogénea y plena, no tanto por incremento de vueltas sino por sentir una banda de gran potencia más amplia y utilizable. Además, otro de los beneficios que hemos apreciado es que el Evolution Line enfatiza las diferencias entre los tres mapas de conducción que ofrece la Honda. Básicamente se debe a que es capaz de resucitar el mapa 3, que ahora sí tiene un verdadero toque agresivo, más claro que en la moto de serie.

Una vez comprobados los beneficios que aporta el Akrapovic llega la pregunta de si compensa su compra, pues es cierto que su tarifa de 1.700 euros supone un buen presupuesto. La decisión final la debe tomar cada uno de forma individual, nosotros solo podemos señalar que, en nuestra experiencia, la mejora de prestaciones es real, que consigue de la CRF 250 un conjunto más homogéneo, eficaz y competitivo, y que lo logra sin necesidad de realizar otro tipo de modificaciones ni experimentos.

Escape Akrapovic Honda CRF 250 2022 (2)

Galería relacionada

Fotos escape Akrapovic para Honda CRF 250

Archivado en:

Escape Akrapovic para Honda CRF 450 R/RX 2021

Relacionado

Escape Akrapovic para Honda CRF 450 R/RX 2021

Akrapovic celebra su 30 aniversario

Relacionado

Akrapovic celebra su 30 aniversario

Honda CRF 250 2022, la gran reacción

Relacionado

Honda CRF 250 2022, la gran reacción

Nuestros destacados