Ducati aún no sabe volar sin alas

Gigi Dall’Igna reconoce que la ausencia de alerones les está lastrando en MotoGP 2017.
Nacho González -
Ducati aún no sabe volar sin alas
Ducati aún no sabe volar sin alas

No es ningún secreto que las cosas no marchan como Ducati esperaba. Después de salvar casi in extremis la papeleta en los test de Sepang, los discretos resultados en los entrenamientos de Australia pusieron un rictus de preocupación en los rostros del box italiano.

Mientras otras marcas probaban nuevas soluciones aerodinámicas -unos alerones internos que finalmente han sido permitidos por MotoGP-, todos esperaban algún invento ducatista para suplir los alerones que ellos mismos introdujeron en MotoGP y que se mostraron tremendamente efectivos en 2016... pero que fueron prohibidos para 2017 a raíz de un incidente entre Andrea Iannone y Marc Márquez.

Unas alas que hacían volar a la Ducati Desmosedici GP16, cosechando dos victorias: en Austria, Andrea Iannone encabezó un doblete incontestable; mientras que en Malasia fue Andrea Dovizioso el que puso fin a su larguísima sequía. Una base que hacía soñar con mayores cotas, personificadas en la figura de Jorge Lorenzo, consolidando un proyecto que apunta directamente al título de MotoGP.

Lejos de ser así, de momento Lorenzo ha manifestado que, si no cambian mucho las cosas, no se ve peleando por el título. Y ahora ha sido Gigi Dall’Igna el encargado de reconocer tanto su decepción en los test de Phillip Island, como el impacto negativo de la ausencia de las alas en su máquina.

Lo hizo durante la presentación del Pramac Racing; una presencia que no hace sino confirmar la posición de privilegio de la estructura satélite italiana respecto a la casa madre de cara a la auténtica revolución del mercado de equipos que se prevé para el próximo 2018.

No es fácil aprender a volar en MotoGP. Sobre todo si te cortan las alas

No podemos estar satisfechos”, afirma Dall’Igna a GPOne. “Por primera vez, notamos la falta de alerones mucho más de lo que esperábamos”, confesó; si bien matizó que tampoco utilizaron el setting ideal para dicho circuito, y que dichos test fueron útiles para conocer sus limitaciones, que no ha dudado en hacer públicas:

Los datos recogidos nos dicen que la falta de carga delante es el principal culpable de nuestros problemas”, explica el ingeniero italiano, conscientes de que tienen que dar pasos seguros: “Tendremos la limitación de dos evoluciones aerodinámicas durante la temporada, así que será importante considerarlas cuidadosamente antes de introducirlas. Por eso nos estamos tomando nuestro tiempo”, concluye.

Tiene su lógica: en MotoGP, ya de por sí no es fácil aprender a volar. Y si te cortan las alas, se complica más todavía. Por eso, seguramente Dall’Igna tendrá algún as guardado en la manga para hacer avanzar a una marca que siempre se ha movido entre el éxito y el fracaso en MotoGP.

La pregunta es si ese as tendrá algo que ver con el famoso escape 'de reactor'. No tardaremos mucho en saberlo.

Te recomendamos

Como habrás podido comprobar por ti mismo ya tenemos aquí al frío, y que como cada añ...

Llegar más allá del trail y del enduro es posible gracias a las nuevas tecnologías....

Si estás pensando en hacer un viaje con tu moto, Bridgestone ofrece una amplia gama d...