¿Cómo son las motos camufladas de la DGT?

Este verano se pusieron en las carreteras 34 nuevas motos camufladas de la DGT que ayudan a los radares y helicópteros a mantener el tráfico

Juan L. García

Honda ST 1300 Pan-European que se usa como moto camuflada de la DGT
Honda ST 1300 Pan-European que se usa como moto camuflada de la DGT

Recientemente, se ha aprobado la presencia de motos camufladas de la DGT con el fin de controlar las carreteras, para evitar accidentes y mantener el máximo orden posible en la vía pública, sobre todo durante épocas de mucho tránsito como son el verano o la Semana Santa.

La Dirección General de Tráfico ha incorporado 34 motos camufladas que pertenecen a la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil. Su función será vigilar y controlar que la conducción a través de las carreteras españolas sea responsable y segura.

¿Cómo son las motos camufladas DGT?

Son motos que no tienen ningún tipo de distintivo de la Guardia Civil, por lo que son difíciles de detectar por los conductores que están cometiendo infracciones. 

El único antecedente que se tiene sobre estas motos, para poder localizarlas, es que en el año 2020, la DGT realizó unas pruebas preliminares con motos camufladas. Los modelos que utilizaron fueron la Honda ST 1300 y la BMW R 1150 RT. 

Operación verano de 2022

“Operación verano de 2022” es el nombre por el que se ha dado a conocer este plan por parte de la DGT, en el que se cuenta con 34 motos camufladas para la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, que apoyaron en los meses de junio, julio, agosto y parte de septiembre, a los 12 helicópteros, 780 radares fijos, 545 radares móviles y 39 drones que vigilaron la carretera durante este año 2022.

Estas motos vienen con radares incorporados, así como sistemas de radio para poder comunicarse con el resto de unidades. Se reparten por distintos puntos conflictivos de las carreteras españolas, más frecuente durante los fines de semana y en carreteras, cuando suceden mayor número de accidentes.

Infracciones que se están vigilando

Estas motos camufladas se encargarán de aumentar la vigilancia en carreteras dado aumento de accidentes mortales, poniendo especial atención sobre algunas malas prácticas que se suelen hacer conduciendo:

  • Adelantamientos no permitidos y conducción en paralelo en carreteras.
  • Uso del teléfono móvil mientras conduce. Además de que puede suponer graves accidentes por separar la vista de la calzada, puede acarrear una multa de 200 euros y 6 puntos del carnet.
  • Consumo de alcohol y/o drogas: las motos camufladas no están dotadas de alcoholímetros, ni detectores de sustancias, pero los agentes pueden retener a los conductores si creen que pueden estar bajo los efectos del alcohol o drogas.

Cuando una de estas unidades para a un conductor, el agente debe ponerse su chaleco identificativo y mostrar su documentación al posible infractor. Como hemos comentado, el hecho de que las motos no estén rotuladas, provoca que los conductores no se percaten de su presencia.

Lo mejor para que no te multen es mantener siempre una actitud responsable sobre la moto, evitar el consumo de alcohol y drogas, y dejar todas las notificaciones del móvil para cuando llegues a tu destino.

 

Archivado en:

Relacionado

La Guardia Civil desvela a qué velocidad exacta saltan los radares de la DGT en España

Un policía multando a un coche por estar mal estacionado, se tendrá que pagar la multa a la DGT

Relacionado

¿Cómo pagar multas de la DGT?

Coches en la autovía que se mueven ordenados gracias a la Dirección General de Tráfico

Relacionado

Dirección General de Tráfico: Historia, origen y funciones

Relacionado

Los nuevos coches de cartón de la Guardia Civil para vigilar la velocidad en España