De visita en el Museo Balboa de Motos Antiguas de Alicante

Esta exposición es el resultado del intenso trabajo de recuperación de motos clásicas llevado a cabo por Manuel Balboa.

Las motos antiguas son las protagonistas del Museo Balboa de Motos Antiguas de Alicante. Fuente: iStock/ArisSu
Las motos antiguas son las protagonistas del Museo Balboa de Motos Antiguas de Alicante. Fuente: iStock/ArisSu

En España tenemos la suerte de que hay estupendos coleccionistas de motocicletas capaces de restaurar antiguos modelos y exponerlos en pequeños museos que jalonan la geografía. De ese modo, cualquiera que sea un amante de las motos históricas, tiene la oportunidad de hacer alguna rodada que culmine en una visita que en muchas ocasiones resulta inesperada, ya que no es sencillo imaginar el arduo trabajo realizado por particulares capaces de devolverle la vida a máquinas inolvidables.

Esta introducción se ajusta perfectamente al Museo Balboa de Motos Antiguas de Alicante, una exposición que hace las delicias de todo aquel que la visita para descubrir bellos ejemplares que otrora poblaban las carreteras españolas y que aún permanecen en el recuerdo de numerosos moteros veteranos.

La pasión de un aficionado

El propio nombre del museo da una pista de quién está detrás de su puesta en marcha: Manuel Balboa, natural de Jaén y un auténtico entusiasta del motociclismo que ha hecho todo lo posible por cumplir su sueño de contar con un espacio donde exponer las motos que ha ido consiguiendo a lo largo de su vida.

De esa manera, este empresario -que no se dedica al sector del motociclismo- ha construido una auténtica oda a las motos antiguas que cualquier aficionado debería visitar en algún momento. A fin de cuentas, hasta sus puertas se puede llegar en moto y no hay nada como rodar sobre una.

Moto clásica de Norton. Fuente: iStock/FOTOGRAFIA INC.
Moto clásica de Norton. Fuente: iStock/FOTOGRAFIA INC.

Qué ver en el Museo Balboa de Motos Antiguas 

Como hemos apuntado, en el Museo Balboa de Motos Antiguas en Alicante es posible encontrar una nutrida colección de antigüedades. En total suman más de 120 unidades entre las que se hallan los modelos más clásicos de marcas como Ossa, Ducati, Montesa, Bultaco o Sanglas, entre otras muchas que ya se han convertido en míticas con el paso del tiempo.

Otras zonas que destacan en este museo alicantino son las dedicadas al padre y a la madre de su creador -la parte familiar ha sido y es muy importante para que este proyecto haya llegado a buen puerto-.

Y a ellas hay que unirle los carteles que adornan las paredes, en los que se expone información detallada sobre el motociclismo en España y sobre la industria de la que han salido algunos de los modelos expuestos. Esos paneles explicativos además están acompañados de viejas fotografías tanto de Alicante en el siglo pasado como de personajes y pilotos históricos relacionados con el mundo de las motos.

El final de cualquier ruta

En definitiva, este museo es uno de esos tesoros escondidos que con un poco más de apoyo institucional llegaría a más gente, aunque no por ello hay que dejar de visitarlo. Es más, como bien saben los moteros experimentados de la zona, en Alicante hay rutas muy recomendables para hacer en moto, las cuales pueden tener como colofón la visita a la colección que Manuel Balboa ha recopilado a lo largo de los años con el apoyo de sus seres queridos.

Archivado en:

En un Mudeo de la Moto como este es posible ver auténticas bellezas. Fuente: iStock/coldsnowstorm

Relacionado

Museo de la Moto Antonio Marcos, la pasión de un aficionado

La restauración de motos veteranas, clave en este museo. Fuente: iStock/janiecbros

Relacionado

Museo Motocicletas Veteranas Jesús Mingo, amor por lo clásico

Sidecar de la exhibición. Fuente: Museo de la Moto y el Coche Clásico de Hervás

Relacionado

Museo de la Moto y el Coche Clásico de Hervás, un paseo por la historia

Los mejores vídeos