¿Por qué merece la pena viajar en moto por Europa?

Descubrir los misterios del Viejo Continente y rodar por sus carreteras legendarias siempre es un gran plan.

Viajar por Europa en moto lleva a escenarios como este en Baviera (Alemania). Fuente: iStock/kyolshin
Viajar por Europa en moto lleva a escenarios como este en Baviera (Alemania). Fuente: iStock/kyolshin

Cuando un motero se embarca en una “aventura” en la que va a recorrer muchos kilómetros en busca de rutas y carreteras de las que enamorarse vienen a la cabeza numerosos lugares de todo el mundo; zonas casi perdidas y olvidadas por donde solo transcurre una vieja vía o paisajes sobrecogedores de esos que quedan grabados en la retina. Quizás queden pocas de las primeras en el Viejo Continente pero viajar en moto por Europa ofrece numerosas ventajas, entre las que sí se encuentran paisajes maravillosos.

Razones por las que viajar en moto por Europa

  • No es necesaria una documentación especial ni pasaporte si se circula por países de la Unión Europea u otros asociados. Como bien es sabido, hay libre circulación de ciudadanos de la UE, con lo que solo será necesaria la documentación habitual. En caso de ir a estados donde sí se requiera, habrá que tomar las medidas que correspondan.
  • Buen estado de las carreteras. Tampoco cabe duda de que las vías por las que se transita en los países de Europa se encuentran entre las mejores del mundo. Siempre es posible toparse con alguna carretera que esté en muy malas condiciones, pero seguramente haya una alternativa más “agradable” para la moto y para su conductor. Pero por regla general, aventurarse por Francia, Alemania, Austria, Italia… suele ser como hacerlo en España. Y si alguien ha rodado por otros continentes, sabrá que esto es un punto a favor.
Motorista en los Alpes. Fuente: iStock/sano
Motorista en los Alpes. Fuente: iStock/sano.
  • Estaciones de servicio. En la mayoría de los países será complicado quedarse sin gasolina por la inexistencia de gasolineras cercanas. Además, hay aplicaciones que ayudan a encontrar las más próximas y algunas de ellas incluso están en español. Eso sí, el combustible suele ser un poco más caro que en España.
  • Lugares míticos. Europa es la cuna del motociclismo. De los países que la componen surgieron marcas y carreras que ya se han convertido en míticas. Por lo tanto, cualquier motero puede visitar los circuitos en los que los grandes campeones forjaron su leyenda o los recorridos que se hacían en las road races. Es más, hay innumerables rutas para motos en las que encontrarse con otros conductores y pasar un buen rato. Y es que el espíritu motero es común a la mayor parte de los países europeos.
  • Paisajes espectaculares. Aunque sea un continente relativamente pequeño, Europa alberga lugares sobrecogedores que merece la pena ver mientras se conduce una moto. Si en España hay cientos de sitios que recorrer, esto se multiplica en el Viejo Continente. 
  • Mantenimiento y reparaciones. Tal y como sucede en nuestro país, resulta relativamente fácil encontrar los productos que se necesitan para la moto en caso de que algo falle o se tenga una avería. Hay que tener presente que estamos hablando de un territorio con una elevada densidad de población y un índice de desarrollo alto, de manera que la asistencia será posible allá donde se acuda. 

Por todas estas razones, viajar en moto por Europa es recomendable, especialmente cuando llega la primavera y el frío en el norte empieza a “relajarse”.

Archivado en:

Viajar en moro es un placer... sin averías. Fuente: iStock/Anna_Om

Relacionado

Cómo preparar las motos para viajar

Viajar en moto acompañados puede ser divertido. Fuente: iStock/molchanovdmitry.

Relacionado

Viajar en moto, ¿solo o acompañado?

Los mejores vídeos