Principales consejos para ir a concentraciones

Aunque sea una de las actividades que más gustan a los moteros, siempre es bueno tener en cuenta unos consejos

Una de las muchas concentraciones de motos que hay. Fuente: iStock/Debbie Eckert
Una de las muchas concentraciones de motos que hay. Fuente: iStock/Debbie Eckert

Ir a concentraciones es una actividad de lo más habitual entre los amantes de las motos. Y aunque no siempre es apto para que todo el mundo pueda disfrutar del ambiente cordial que se da en algunas de ellas, en algún momento habrá una primera vez. Para ese día lo mejor es estar preparados. Así que, para lograrlo, he aquí unos cuantos consejos básicos que no se deben pasar por alto.

Consejos para la moto

  • El primero de los consejos es hacer una puesta a punto a conciencia de la moto. Generalmente hay que recorrer bastantes kilómetros para acudir a las diferentes concentraciones que hay en nuestro país, de modo que hay que revisar bien elementos tan obvios como los frenos, los neumáticos, las luces, el nivel del aceite y cualquier otro elemento que se pueda estropear y aguar la fiesta.
  • Además, hay que tener en cuenta en qué momento se desarrolla la concentración y cómo es el clima del lugar. No es lo mismo ir a Huesca en invierno que a Faro en verano.
Hay que prepararse para las concentraciones en invierno. Fuente: iStock/PaulGulea1068861758
Hay que prepararse para las concentraciones en invierno. Fuente: iStock/PaulGulea1068861758

Consejos para los asistentes

  • Los asistentes han de estar tan preparados como la propia moto. Por regla general se suele acudir sobre ella, con lo que no hay demasiado espacio para el equipaje. Aún así, no deben olvidarse ni las prendas que permitan una adecuada protección pilotando, ni aquellas que den calor cuando las concentraciones son invernales.
  • Otra de las cosas que no se deben olvidar es la documentación tanto propia como del vehículo. Y si a eso se le une un botiquín de primeros auxilios por si ocurre cualquier contratiempo, mejor que mejor; más vale prevenir que lamentar.
  • Además, hay que planificar la ruta para evitar cualquier contratiempo que pueda arruinar una experiencia inolvidable.
  • Ni una pizca de alcohol. Los días en que se vaya a conducir, las bebidas alcohólicas han de desterrarse. Su ingesta provoca un evidente peligro frente al manillar (más la posibilidad de recibir cuantiosas multas en caso de que un agente realice un control de alcoholemia).
  • Allá donde fueres, haz lo que vieres. Si es tu primera concentración, quizás vayas algo perdido y no sepas muy bien qué hacer en cada momento. En este caso lo más adecuado es relajarse y dejarse llevar por el ambiente y por el espíritu de dicha concentración, ya que no todas son iguales (afortunadamente). Así pues, lo mejor será adecuarse a las actividades que hacen los asistentes más veteranos y así disfrutar al máximo del momento.
  • La moto es la protagonista. Quizás el mejor consejo cuando se acude a alguna de las concentraciones que se celebran en todo el mundo es tener muy claro que la moto es el centro de todo y que lo más importante es disfrutar de ella y de la compañía de aquellos para lo que es un modo de vida. Es decir, cuando se acude a un evento de estas características, es esencial disfrutarlo a tope, ya que se trata de eventos lúdicos y de encuentro. Y hay veces que puede olvidarse este hecho y sentir cierto estrés. Hay que desterrarlo, lo importante es divertirse.

Archivado en:

Moto Turismo: Próximas concentraciones moteras

Relacionado

Moto Turismo: Próximas concentraciones moteras

pingüinos

Relacionado

Hitos de la concentración Pingüinos

Desfile en la concentración motos Pingüinos. Fuente: iStock/Aneb.

Relacionado

Pingüinos 2022 celebrará los 40 años de su creación

Los mejores vídeos