Consejos para elegir una moto correpasillos para un niño

Antes de comprarla, más que en el diseño, hay que fijarse en sus características técnicas y sobre todo en su seguridad

Niño con una moto correpasillos. Fuente: iStock / Daniel Megias
Niño con una moto correpasillos. Fuente: iStock / Daniel Megias

Cuando uno tiene un niño cerca o es el suyo propio, siempre le hace especial ilusión poder regalar algo que entusiasme al pequeño. Y más si además, en ese presente viene unida la pasión por las motos de los padres, la persona que le hace el regalo o el propio niño. Es el caso de una moto correpasillos. Uno de los juguetes estrella para recorrer decenas de veces el pasillo, y que resulta todo un acierto para esos niños que ya tienen una edad adecuada para disfrutar de un vehículo así (aunque sea una simulación).

En este artículo se dan una serie de consejos para elegir la mejor moto correpasillos que hará las delicias del pequeño de la casa. 

Niño subido a la moto de su padre, la réplica real de su correpasillos. Fuente: iStock / Rawpixel

Niño subido a la moto de su padre, la réplica real de su correpasillos. Fuente: iStock / Rawpixel

¡A conquistar el mundo!

En las jugueterías y grandes espacios dedicados a los niños hay decenas de modelos distintos de motos correpasillos de diferentes tipos y precios. Así pues, gustos aparte y según la idea que tenga cada uno a la hora de gastarse en este regalo, antes de comprar una moto de este tipo es bueno tener presente algunos consejos. 

Lo primero de todo es escoger aquella de un tamaño que sea acertado a la edad del menor, con la que se sienta cómodo y pueda subirse y bajarse con facilidad sin la ayuda de un adulto; además de que llegue con los pies al suelo para cuando está parado. Aparte del tamaño, otra buena idea es elegir aquella que tenga unas ruedas lo suficientemente anchas como para que el niño tenga estabilidad (sobre todo al principio). La forma más segura de que avance con tranquilidad sin caerse cada rato al suelo. 

También es aconsejable pararse a comprobar si los asientos son cómodos, además de resistentes, y si el manillar está fabricado con un material antideslizante para que lo pueda agarrar con firmeza. 

Y un aspecto muy importante: hay que mirar muy bien que el modelo elegido no tenga ni piezas pequeñas (con el riesgo de que el niño se las pueda llevar a la boca) ni componentes que se puedan desprender y hacer daño al menor en forma de cortes. Entonces, hay que comprobar minuciosamente que esa moto correpasillos que se va a comprar cumple con todas las normativas de seguridad vigentes en el caso de los juguetes. 

¿Cuánto cuestan?

Características técnicas aparte, luego está el tema de los gustos y diseños. Así, en las tiendas de juguetes se pueden encontrar más clásicas de un solo color (según la que el niño prefiera) o bien apostar por aquellas que reproducen imágenes de sus dibujos favoritos de la tele. Además, las más completas incluso llevan de serie todo tipo de accesorios para estimular y divertir al pequeño como es el caso de paneles de luces, sonidos o incluso una bocina. Una réplica casi exacta de la moto de papá.

Precisamente, el coste de este tipo de juguetes dependerá de todo lo expuesto anteriormente (características y diseño), pero la mayoría de estas motos correpasillos suelen tener unos precios que oscilan entre los 20 euros (para modelos muy sencillos y básicos sin ningún accesorio extra o dibujo) a las que ronda los 50 euros y ya vienen con elementos electrónicos para un mayor realismo. 

Archivado en:

Niños sobre una moto en una competición infantil. Fuente: iStock/StockPhotoAstur

Relacionado

¿Cómo debe ser una moto para un niño?

Casco infantil X60 Kids

Relacionado

Casco infantil X60 Kids

Equipamiento off road infantil, ¿cómo proteger a los más pequeños?

Relacionado

Equipamiento off road infantil, ¿cómo proteger a los más pequeños?

Los mejores vídeos