¿Qué pasos deben seguirse para importar motos?

Antes de poder matricular una motocicleta importada, esta habrá de pasar una homologación.

Para importar motos, hay que pasar algunos trámites. Fuente: iStock/Pra-chid
Para importar motos, hay que pasar algunos trámites. Fuente: iStock/Pra-chid

Como se puede imaginar, importar motos desde un país extranjero conlleva una serie de trámites obligatorios que se han de cumplir si se quiere circular con todas las garantías en el territorio nacional. Y cuando hablamos de todas las garantías lo hacemos de no ser susceptibles de sanción o retirada del vehículo.

Así pues, conviene saber qué es lo que hay que hacer en el momento en que se importa una moto desde otro estado, ya sea un modelo nuevo o uno adquirido a un particular, es decir, de segunda mano.

Pasos para importar motos a España

En el caso de que la moto sea nueva o de segunda mano y tenga una determinada antigüedad, los pasos que deben darse son los siguientes:

  • Conseguir una contraseña de homologación en el caso de que la moto provenga de un país europeo. Dicha homologación es la encargada de certificar que se puede comercializar. Si la moto no viene de Europa y no se puede homologar mediante el proceso que solicita la UE, habrá que llevar a cabo un examen individualizado en un servicio técnico autorizado. Solo de ese modo será legal que el vehículo circule por las carreteras españolas.
  • Presentar el contrato de compra venta, en el que queden detallados todos los datos referentes al comprador y al vendedor.
  • Pasar la Inspección Técnica de Vehículos. En ese momento hay que presentar el permiso de circulación o cualquier documento equivalente que se expida en el país del que procede; la tarjeta de inspección técnica que corresponda a ese mismo territorio y la ficha reducida del vehículo o Certificado de Conformidad en caso de que cuente con la homologación europea (acredita que la motocicleta cumple los estándares de calidad y medio ambiente que exige la propia UE). El paso de la ITV es esencial ya que si no se obtiene el visto bueno, la moto no podrá ser matriculada y deberán realizarse modificaciones que cumplan con los requisitos existentes en nuestro país.
Profesional inspeccionando una moto en la ITV. Fuente: iStock / dusanpetkovic
Profesional inspeccionando una moto en la ITV. Fuente: iStock / dusanpetkovic.
  • Solo una vez que se ha pasado la ITV, se tiene el permiso para matricular la moto. Para este proceso habrá que presentar la solicitud rellena en un impreso oficial, el DNI, documento de residencia o pasaporte del dueño, la Tarjeta de Inspección Técnica de Vehículos, el justificante de pago de la tasa de matriculación, el de pago o exención del impuesto de circulación municipal y el del pago, exención o no sujeción del impuesto de matriculación liquidado con la Agencia Tributaria (modelo 576).
  • Así pues, el paso de pagar los impuestos y tasas correspondientes a la obtención de los permisos de circulación, quedarían englobados en el paso anterior.
  • Contratar un seguro. Esta parte también es fundamental en caso de querer rodar con la motocicleta (si se quiere para una exposición o para cualquier otro menester, y no se va a utilizar para circular, no será necesario). En el momento en que se ha dado de alta y se ha matriculado, se deberá poner en contacto con un seguro o una correduría de seguros para la contratación pertinente.

Archivado en:

Profesional inspeccionando una moto en la ITV. Fuente: iStock / dusanpetkovic

Relacionado

Datos que hay que saber sobre la ITV en España

Profesional inspeccionando una moto en la ITV. Fuente: iStock / dusanpetkovic

Relacionado

¿Cuándo debe pasar su primera ITV una moto?

Los mejores vídeos