5 ventajas de tener un arrancador de baterías para la moto

Estos dispositivos ofrecen una rápida y eficaz solución cuando la batería de la moto se ha descargado.

Las pinzas forman parte del arrancador de batería. Fuente: iStock/philipimage
Las pinzas forman parte del arrancador de batería. Fuente: iStock/philipimage

Cuando un conductor se monta en su moto y esta no arranca, el problema puede ser que la batería se haya descargado. Ese momento engorroso que odia cualquier motorista tiene dos soluciones rápidas. Una de ellas es enganchar la batería a otra mediante unas pinzas y utilizar la carga ajena para arrancar la máquina. Esto, como es evidente, conlleva tener otro vehículo disponible y unas pinzas para llevarlo a cabo. Y la otra pasa por disponer de un arrancador de baterías para la moto que haga ese trabajo en cuestión de segundos, evitando así la demora de tiempo.

Por este simple argumento, ya sería recomendable contar con uno de estos arrancadores. No obstante, vamos a apuntar cinco aspectos por los que disponer de uno resulta cuanto menos ventajoso para el usuario.

5 ventajas de tener un arrancador de baterías

  • La primera ventaja se halla en su propia naturaleza. Como su denominación indica, es un dispositivo diseñado para arrancar baterías de moto, lo que implica que está preparado para esta labor sin que perjudique a la propia batería. Por lo tanto, es el más adecuado si se quiere poner en marcha sin que nada falle o se vea perjudicado.
  • Su empleo es sumamente sencillo, o lo que es lo mismo, está al alcance de cualquiera que conduzca una motocicleta, sin importar sus conocimientos de mecánica. Únicamente hay que conectar las pinzas correspondientes en los bornes negativo y positivo. Y dejar que haga el trabajo. Ni más ni menos. El arrancador se encargará de suministrar energía a la batería para que el vehículo se pueda poner en marcha.
Un arrancador carga una batería de moto. Fuente: iStock/bizoo_n
Un arrancador carga una batería de moto. Fuente: iStock/bizoo_n.
  • Los hay de muchos tipos, pero la mayoría de ellos son asequibles para cualquier bolsillo. Es decir, no estamos hablando de un equipo que solo los más adinerados pueden tener.
  • Cada vez con más ligeros. Uno de los problemas que había cuando se hablaba de arrancadores de baterías era su peso y su tamaño, ya que era complicado transportarlos en la moto. Por eso muchos usuarios se limitaban a tenerlos en su hogar para utilizarlos en caso de que fueran a montar en la moto y esta no arrancara al salir de casa. Sin embargo, la reducción tanto del tamaño como del peso posibilita que se pueda llevar en los departamentos que tienen algunas motos o en los baúles que portan otras cuando se va a realizar un viaje.
  • Al haberlos de todo tipo de gamas, se adecúan a las necesidades de cada usuario. En este sentido, la oferta es amplia y los más básicos resultarán perfectos para quienes no utilizan demasiado la moto o para los que no tienen problemas habituales con que la batería se descargue. En cambio, también los hay de gama alta que son capaces incluso de arrancar automóviles de pequeñas dimensiones. A esto le suman indicadores LED y hasta puertos USB que sirven para la carga de todo tipo de dispositivos portátiles.

Como conclusión, aunque sea recomendable tener un arrancador de baterías para moto, no hay que abusar de su uso cuando la batería en sí falla constantemente. En ese caso lo más adecuado será sustituirla por una nueva.

Archivado en:

Las pinzas forman parte del arrancador de batería. Fuente: iStock/philipimage

Relacionado

¿Qué cargador para la batería de la moto comprar?

Bornes de la batería de la moto. Fuente: iStock/DustyPixel

Relacionado

¿Cómo y por qué cuidar los bornes de la batería?

Midiendo el voltaje de una batería de moto. Fuente: iStock / Sucharas wongpeth

Relacionado

¿Cuál es el significado de las letras de la batería de una moto?

Los mejores vídeos