Cómo elegir una moto de segunda mano de 125 cc

Los modelos con esta cilindrada son los más habituales en el mercado de compra y venta de segunda mano.

Honda CBR125 de segunda mano. Fuente: iStock/arssecreta
Honda CBR125 de segunda mano. Fuente: iStock/arssecreta

El mercado de motos de segunda mano es muy nutrido, ya que en él se puede encontrar casi cualquier modelo, aunque probablemente sean las de 125 cc las que más proliferan debido a que también suelen ser las más vendidas.

A fin de cuentas, las motocicletas y scooters de 125 cc son sencillas de conducir, tienen un coste asequible y pueden ser conducidas por personas que tengan el carnet B siempre y cuando no superen una potencia de 11 kW

Todos estos puntos hacen de ellas un producto muy útil en el que no es necesario invertir demasiado, ya que si se desea un tipo de moto mejor, los conductores probablemente obtengan el permiso A2 (para pasar al A a los dos años) puesto que les capacita para rodar con máquinas de mayor cilindrada. 

Qué tipo de moto de segunda mano elegir

Como hemos apuntado, el mercado de segunda mano es muy extenso, con lo que el usuario podrá elegir entre todo tipo de modelos. Eso sí, quizás la principal elección habrá que hacerla entre moto o scooter, ya que son dos conceptos muy diferentes.

Ni que decir tiene que en el momento de hacer la compra -sea del tipo que sea-, habrá que seguir los consejos habituales cuando se adquiere una moto de segunda mano, a saber: que el comprador sea “confiable”, asegurarse de que la máquina está en buenas condiciones, comprobar que está exenta de multas, pagos y sanciones y probarla antes de desembolsar la cantidad.

Un scooter de 125 cc de segunda mano

En el caso de que el comprador se decida por adquirir un scooter, probablemente se deba a que necesita un vehículo sencillo de conducir, especialmente por entornos urbanos. En cuanto a los detalles en los que deberá fijarse son los siguientes: 

  • Obviamente el primero de los aspectos en los que se fija el comprador es en el precio. Este variará mucho dependiendo del tipo de scooter y de la antigüedad. Por ello es recomendable comparar precios con otros similares. 
  • Partiendo de la base de que el scooter estará en buen estado, otros elementos que han de ser claves para elegir uno es el tipo (tamaño, diseño…) y la capacidad para cargar elementos externos, toda vez que generalmente se utilizan para acudir al centro de estudios o al trabajo.
  • El consumo es importante. Aunque no será como en el momento de estrenarlo, conviene informarse de lo que gasta a los 100 km.
Yamaha YRB-125. Fuente: iStock/Robert Buchel
Yamaha YRB-125. Fuente: iStock/Robert Buchel.

Una moto de 125 cc de segunda mano

Cuando se compra una moto de esta cilindrada en el mercado de segunda mano por regla general se busca algo que satisfaga deseos más “moteros”. Es decir, se suele dejar de lado la comodidad y versatilidad de los scooters y se apuesta por máquinas que a muchos usuarios les resultan más atractivas (naked, deportivas, custom…). 

Por supuesto, al igual que con el scooter, hay que tener en cuenta el presupuesto y el estado de la mecánica. La potencia aunque es poca, no es algo que deba obviarse, ya que una moto muy bonita que “no ande”, de poco va a servir al usuario que la necesite para moverse con cierta agilidad.

Finalmente, otros detalles que deberán tenerse en cuenta son la posibilidad de llevar un acompañante en el asiento, las opciones de instalar algún elemento de almacenamiento y que tenga unas dimensiones que se ajusten al tamaño del conductor.

Archivado en:

Moto de 125cc de Suzuki. iStock/mgallar.

Relacionado

Ventajas de comprar una moto de 125 cc

Un hombre desconfía de una moto de segunda mano. Fuente: iStock/JackF.

Relacionado

Cuándo no comprar una moto de segunda mano

Motos de carrera de segunda mano. Fuente: iStock/pastie

Relacionado

¿En qué fijarse al comprar motos de carreras de segunda mano?

Los mejores vídeos