¿Cómo reparar los daños en las llantas de aluminio de una moto?

Si el borde de esta pieza está abollado o hay grietas demasiado profundas lo mejor es cambiar la llanta por completo

Imagen de una de las llantas de una moto. Fuente: iStock / deepblue4you
Imagen de una de las llantas de una moto. Fuente: iStock / deepblue4you

Al observar las llantas de una moto puede que estas estén rayadas, corroídas o abolladas. Una falta de mantenimiento que reduce el atractivo de las ruedas de dicho vehículo y hace que ofrezca una imagen un tanto descuidada. Por ello, la mejor idea es tratar de reparar esa pieza de aluminio para que luzca como nuevas. Una tarea de mantenimiento para la que no hace falta acudir a un profesional ya que se puede hacer sin mucho problema en casa si uno es un poco mañoso. 

Profesional revisando una de las llantas de una moto. Fuente: iStock / gilaxia
Profesional revisando una de las llantas de una moto. Fuente iStock gilaxia

En este sentido, la ventaja que tiene un material como el aluminio es que se trata de una pieza muy robusta y económica que no se corroe tanto como en el caso del acero. Eso no quita con que haya algunas desventajas como el hecho de que al ser más blando es más sensible a los posibles golpes; de ahí que sea necesario cada cierto tiempo observar cómo se encuentran esas llantas por si fuese necesario repararlas. Salvo si el borde de la misma está abollado o si hay grietas de hasta 2 milímetros de profundidad ya que en ese caso lo que hay que hacer es cambiarla por una nueva.

Sí que se puede hacer algún arreglo cuando haya rasguños o daños de corrosión ya que estos desperfectos generalmente se reparan puliendo y revistiendo la llanta de nuevo para que quede perfecta como el primer día. 

Paso a paso

Lo primero que hay que hacer antes de ponerse manos a la obra es preparar la llanta para luego proceder a su reparación, además de tener a mano la mayor parte de las herramientas que se necesitarán para pulir esta pieza, papel de lija, un raspador, productos de limpieza, abrillantador de llantas de aluminio, barniz transparente o un destornillador eléctrico que sea potente y funcional entre otras piezas. 

Si ya se tiene todo listo es el momento de comenzar desmontando la llanta y limpiarla en profundidad para ver con detenimiento el lugar en el que están esos daños que van a ser reparados. En el caso de que se trate de rasguños o muescas es el turno de ir puliendo esa superficie con cuidado de no tocar el neumático y de no pulir demasiado o se modificará el aspecto visual de esa pieza clave de la rueda de una motocicleta. 

El siguiente paso es una tarea un tanto tediosa ya que se trata de lijar toda esta pieza para ir eliminando por completo esos desperfectos del paso del tiempo. Un trabajo que debe hacerse comenzando con papeles de lija de más grueso a más fino. Tras hacerlo se pule exhaustivamente la llanta de aluminio. 

Últimos consejos

El paso final para reparar una llanta de aluminio es revestir la misma y para ello lo primero que hay que hacer es precintarla con cinta aislante para proteger toda la parte de neumático. Eso sí, antes de barnizarla es bueno aplicar un spray de silicona para dejarla perfecta. Una vez hecho esto se podrá imprimir, barnizar y sellar con el barniz transparente cuando se haya secado.

Archivado en:

Sencillos pasos para reparar un pinchazo en una moto

Relacionado

Sencillos pasos para reparar un pinchazo en una moto

Cómo reparar el cubrecárter metálico de la moto

Relacionado

Cómo reparar el cubrecárter metálico de la moto

Para reparar arañazoss necesaria mucha paciencia y buena mano. Fuente: iStock/YakobchukOlena

Relacionado

¿Qué modos hay de reparar arañazos en la moto?

Los mejores vídeos