Rodar en circuito, una experiencia que cualquier motero debería probar

Comprobar los límites como piloto solo se puede conseguir en un trazado que pone a prueba a la moto.

La moto debe estar perfecta para hacer tandas y correr en circuito. Fuente: iStock/Just_One_Pic
La moto debe estar perfecta para hacer tandas y correr en circuito. Fuente: iStock/Just_One_Pic

Un sueño muy recurrente entre los amantes del motociclismo, sobre todo del de competición, es rodar en un circuito e intentar mejorar el tiempo por vuelta una y otra vez.

Esto no es de extrañar, ya que es el único sitio donde realmente se pueden alcanzar velocidades elevadas -hay que recordar que el límite de velocidad en carretera no supera los 120 km/h- y además en un entorno bastante seguro tanto para el conductor como para el resto de vehículos.

Así que si se cuenta con una buena montura (obviamente con un scooter o una moto de baja cilindrada no es recomendable entrar al asfalto) y se tienen deseos de probarse, correr en un circuito es una experiencia que cualquier motero debería sentir.

¿Por qué rodar en circuito?

Pero para entender mejor lo que un novato se va a encontrar cuando entre a rodar en un circuito, lo mejor es avisarle de lo que se va a encontrar sobre el pavimento y junto a otros motoristas en cuyos rostros bajo el casco posiblemente se dibujen sonrisas.

  • Como hemos dicho, es el único sitio donde se puede alcanzar una alta velocidad con la moto -al menos sin ser sancionado-. Vuelta a vuelta se van mejorando tiempos y se van conociendo mejor las prestaciones reales del vehículo.
  • Sirve para adaptarse a la moto, a saber cuándo frena mejor o en qué marchas tiene un mayor rendimiento. 
  • Suele ser un entorno seguro. Es obvio que las altas velocidades pueden provocar algún accidente, pero la labor de los organizadores de tandas y la existencia de seguros, así como el hecho de que la mayoría de pilotos respeta a los demás conductores, provocan que el novato sienta que no hay un gran peligro. 
  • Es un buen lugar para medirse con amigos, siempre con responsabilidad. Pero sin duda será divertido comparar tiempos y ver dónde se consigue ganar segundos frenando más tarde.
  • Además, ayuda a que cada uno encuentre sus propias limitaciones. Hay conductores que creen estar por encima de sus capacidades reales y el circuito suele ponerles en su sitio. Y es que no importa que otros motoristas sean más rápidos. Debe quedar claro que la principal lucha en un circuito se realiza con uno mismo y con el cronómetro, cada vuelta.
Hacer tandas en un circuito conlleva conducir la moto al límite. Fuente: iStock/AvigatorPhotographer
Hacer tandas en un circuito conlleva conducir la moto al límite. Fuente: iStock/AvigatorPhotographer.

Novatos en circuito

Si nunca se han hecho tandas en circuito, lo mejor que se puede hacer es preguntar a un veterano en estas lides, ya que es quien mejor va a aconsejar. No obstante, aquí van unos puntos que hay que tener presentes:

  • Hay que revisar el estado de la moto y de cada uno de sus componentes a la perfección.
  • Hay que contar con las indumentarias adecuadas para protegerse de una eventual caída.
  • Hay que optar por tandas en las que se sepa que el nivel no es muy elevado, ya que de lo contrario y a pesar de la velocidad alta que se alcance, el novato puede convertirse en un obstáculo para otros pilotos más rápidos.
  • Asimismo, una opción que se debe cotejar es la de hacer un curso de conducción antes de lanzarse al asfalto del circuito.
Zona de la Albufereta, por donde transcurría el Circuito de Vistahermosa. Fuente: iStock/Fotomicar

Relacionado

El Circuito de Vistahermosa: cuando las motos corrían en pleno Alicante

Motorista haciendo tandas como en el Circuito de Cartagena. Fuente: istock/forgiss

Relacionado

Circuito de Cartagena, un reto para pilotos experimentados

Imagen de un circuito. Fuente: iStock/jamesteohart

Relacionado

Circuito Ascari, amor por el motor en Ronda

Nuestros destacados