Tipos de aceite para moto

Este lubricante es esencial para el rendimiento del motor y de todos los elementos esenciales del mismo.

Aceite para una moto. Fuente: iStock / Ake Ngiamsanguan
Aceite para una moto. Fuente: iStock / Ake Ngiamsanguan

Cuando se trata de cambiar el lubricante de una motocicleta puede surgir la duda del tipo de aceite más adecuado para ese modelo de moto. Y es que no todas las variedades que actualmente se pueden encontrar en el mercado tienen el mismo grado de viscosidad. Utilizar la viscosidad adecuada es esencial para mejorar y aumentar el rendimiento del motor para que de esta manera el consumo de combustible sea menor. 

Por ello es importante conocer qué le va mejor al motor de cada moto para que cuando este se ponga en funcionamiento ese aceite engrase todos los elementos esenciales del mismo. Con esto se consigue, por ejemplo, evitar un posible desgaste por fricción. Así pues, y si ese cambio lo hace un profesional es buena idea indicarle el uso frecuente que se hace de esa moto y si la misma se llevará por zonas cálidas o frías ya que esto último también influye. 

A cada motor su tipo de aceite

En líneas generales hay tres tipos de aceite para moto: el mineral, el sintético y el semisintético. Estos son los más adecuados y comunes cuando se trata de motos convencionales; es decir que no sean de competición, para las que existen lubricantes específicos. En el primer caso se trata de una tipología formada por una base que se obtiene directamente de la destilación del petróleo y posteriormente se añaden una serie de aditivos. Por su parte, el aceite sintético se elabora por medio de un proceso fisicoquímico que permite mejorar tanto la calidad como sus prestaciones posteriores.

La última categoría es la que hace referencia a los lubricantes semisintéticos que son los que se elaboran desde una base mineral y otra sintética que se mezclan. En este sentido, aunque pudiera tener ciertas características similares a los aceites sintéticos (que suelen ser los más usados cuando se trata de las motocicletas convencionales) en el caso de los semisintéticos resultan mucho más económicos

Motor de una moto, para cuyo rendimiento se debe usar el aceite correcto. Fuente: iStock / Gueholl
Motor de una moto, para cuyo rendimiento se debe usar el aceite correcto. Fuente: iStock / Gueholl.

Consejos útiles

Sabiendo ya que tipos de aceites existen para la moto y cómo influye la viscosidad a la hora de mantener en buen estado los engranajes del motor de este vehículo de dos ruedas es importante conocer una serie de recomendaciones tanto para asegurar el mantenimiento del aceite como previo a su cambio.

Pero, antes de que llegue este momento es importante no perder de vista este líquido y comprobar de manera regular en qué nivel se encuentra y cómo es su estado. En caso de urgencia (si por ejemplo, el nivel está demasiado bajo) se puede usar un aceite de cualquier viscosidad como remedio rápido para evitar males mayores con el motor. 

Sin embargo, es importante no apurar tanto en este sentido y hacer el cambio de dicho lubricante cuando se llegue a los 2.000 kilómetros en el caso de aceites que sirvan tanto para el motor como para la transmisión y el embrague. Si, por el contrario, esta solución solo se utiliza para lubricar el propulsor se puede incluso esperar hasta los 5.000 kilómetros. Eso sí, cuando llegue este momento y se haga dicha renovación es importante no excederse del máximo permitido o de lo contrario se produciría una presión excesiva, se podría dañar el circuito de lubricación y además, malgastar consumo de combustible. 

Archivado en:

Motorista cambiando el aceite de la moto. Fuente: iStock / Aleksey Shvedov

Relacionado

¿Cada cuántos kilómetros debe hacerse el cambio de aceite en una moto?

Dejarlo caer al suelo es uno de los errores típicos del cambio de aceite. Fuente: iStock/LoveTheWind

Relacionado

Errores que se cometen en el cambio de aceite de la moto

Relacionado

Multas de hasta 1.500 € por lavar la moto o cambiar el aceite en la calle

Nuestros destacados