Transferir una moto: requisitos y precios

Este procedimiento se puede hacer de manera particular o bien contando con la ayuda de una gestoría

Victoria Herrero

Acuerdo de compra antes de transferir una moto. Fuente: iStock / RossHelen
Acuerdo de compra antes de transferir una moto. Fuente: iStock / RossHelen

Cuando un conductor adquiere una moto, uno de los trámites que es necesario hacer es ponerla al nombre de ese nuevo dueño. Un hecho que resulta realmente importante para cambiar la titularidad de ese vehículo de dos ruedas y dar parte de dicha modificación a la Dirección General de Tráfico. Eso sí, es esencial conocer que este tipo de trámites burocráticos llevan consigo una serie de tasas que, antes de nada, deben acordarse entre el vendedor y el comprador de la moto. Por ejemplo, se puede decidir entonces quién pagará el coste de la gestoría en el caso de que esta sea necesaria.

Lo más común es que sea el nuevo dueño del vehículo el que se haga cargo de esos costes ya que, además, así suele venir especificado por parte de la DGT. Esto no quita con que, en ocasiones, entre ambas partes se llegue a un acuerdo para pagar ese desembolso a medias o bien solo el vendedor (pero con una modificación del precio final de la venta de la moto). 

¿Gestoría?

Antes de decir si todo el papeleo lo lleva a cabo el propio conductor de manera particular o bien encarga esas gestiones a una gestoría especializada, es bueno informarse previamente acerca de si la moto en cuestión tiene todo en regla en relación a los pagos. Esto es, si no hay deudas o cargas pendientes de algún tipo como pueden ser embargos, multas que no se hayan pagado o impuestos a los que el antiguo dueño no hiciera frente. Todo esto se puede saber solicitando dichos datos a Tráfico

Si no hay problema alguno y se ha elegido una gestoría, estos profesionales serán los encargados de modificar dicha titularidad. Basta con facilitarles una copia del contrato de compra-venta suscrito entre las partes, del permiso de circulación del nuevo dueño, la tarjeta donde se corrobore que está en regla en cuanto a la ITV y sendas fotocopias del DNI del vendedor y el comprador. Ya solo falta pagar los impuestos correspondientes y la minuta por dicha intermediación que estará entre los 50 y 80 euros según cada caso. 

Gestión particular

Si uno no quiere contratar los servicios de una gestoría, la otra opción es encargarse particularmente del papeleo. Eso sí, eso resultará menos cómodo y sí más tedioso. Así pues, si es el caso se debe pagar primero el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales que varía entre un 4 y un 8%, según la Comunidad Autónoma en la que se esté y en relación al valor de dicho bien. Pagado este gravamen, lo siguiente que hay que hacer es pedir fecha y hora para realizar la solicitud de transferencia en una Jefatura de Tráfico. 

Una hombre pidiendo cita previa para transferir una moto. Fuente: iStock / svetikd
Un hombre pidiendo cita previa para transferir una moto. Fuente: iStock / svetikd

Una vez allí se presentarán todos los documentos que se adjuntaban en el caso de la gestoría, pero hay que añadir varios más: los formularios de Notificación de Venta y Cambio de Titularidad, cuya tasa de media se sitúa en algo más de 50 euros (la mitad si se trata de un ciclomotor). Solo en ciertos casos se necesitará, también, algún que otro papel más como es el caso del convenio regulador si la transferencia se hace por motivo de divorcio o el testamento y el justificante del pago del Impuesto de Sucesiones si el origen de ese cambio de titularidad es por una herencia. 

Archivado en:

Matriculación y cambio de titularidad de vehículos especiales en Estado de Alarma

Relacionado

Matriculación y cambio de titularidad de vehículos especiales en Estado de Alarma

Cómo calcular la prima del seguro

Relacionado

Cómo calcular la prima del seguro

Madrid aprueba ayudas a la compra de ciclomotores eléctricos.

Relacionado

Madrid aprueba ayudas a la compra de ciclomotores eléctricos

Los mejores vídeos