¿Cómo fue la rivalidad Rainey-Schwantz?

Los dos pilotos estadounidenses mejoraron sus prestaciones a partir de sus enconadas pugnas sobre el asfalto.

La rivalidad de Kevin Schwantz y Wayne Rainey con Mick Doohan de testigo
La rivalidad de Kevin Schwantz y Wayne Rainey con Mick Doohan de testigo

Es un hecho, Wayne Rainey y Kevin Schwantz se odiaban cuando competían. No en vano, de esa pugna nació una de las mayores rivalidades de la historia del Campeonato del Mundo de Motociclismo. 

Por un lado se encontraba el tipo familiar, poco dado a salirse del tiesto, moderno y que además contaba con la mejor moto del momento. Y por otro encontrábamos a un tipo algo más desaliñado, capaz de lo mejor y lo peor, pasional y en una moto menos dominadora. Es decir, eran dos modos de ver el deporte y el mundo en general, de ahí que hubiera seguidores y detractores de uno y otro.

El desembarco en el mundial

Antes de llegar al campeonato de 500 cc, Schwantz y Rainey ya habían competido en pruebas estadounidenses en las que se habían cogido la matrícula… y no para bien. Así que comenzaron a detestarse muy pronto. El destino llevó a que sus talentos se vieran las caras en un mundial donde ya se estaban viviendo impresionantes duelos entre Eddie Lawson y Wayne Gardner, y en el que Freddie Spencer o Kenny Roberts habían iniciado el dominio estadounidense unos años antes. En ese escenario de carreras al límite, Schwantz llegó a confesar que solo tenía un propósito, terminar por delante de su archienemigo.

Yamaha mejor que Suzuki

Ni que decir tiene que en la rivalidad Rainey-Schwantz nos estamos refiriendo a dos de los mejores pilotos de su época. No importaba que tuvieran estilos diferentes, ya que de un modo u otro, conseguían levantar al público con sus actuaciones. 

Eso sí, fue muy importante el equipo en el que recaló cada uno de ellos en su llegada al mundial. Mientras que Rainey lo hizo en la marca líder en esos momentos, Schwantz aterrizó en Suzuki, cuya inversión estaba siendo mucho menor que en Yamaha. No en vano, Rainey se convirtió en compañero del campeón del mundo Eddie Lawson y cogió su testigo como jefe de filas cuando este arriesgó todo por ganar un cuarto mundial con Honda en 1989 (como así pasó).

Por su parte, el piloto de Texas tuvo que “pelearse” con su Suzuki número 34 para llevarla a lugares donde muchas veces no debía estar. Eso hizo de Schwantz el piloto más querido del momento. Lo suyo era puro espectáculo, el hombre que en la Suzuki desafiaba a la todopoderosa Yamaha del impecable Rainey y a la pujante Honda de un joven Doohan. Eso provocaba que tocara el cielo o que se sumiera en el infierno de las caídas o las averías, consecuencia generalmente de llevar su máquina hasta el límite.

Kevin Schwantz, Wayne Rainey y Mick Doohan
Kevin Schwantz, Wayne Rainey y Mick Doohan.

Fin de la rivalidad Rainey-Schwantz

Durante tres años consecutivos el de Suzuki tuvo que ver a Rainey probar las mieles del triunfo al final del campeonato. Así que en 1993 la preparación fue mejor y la moto iba como nunca. Todo comenzó perfecto para Schwantz, aunque la Yamaha de Rainey recortó puntos. En esa dura pugna que mantuvieron los dos, trataron de sacar el máximo a sus respectivas monturas. Eso les llevó a buscar nuevos límites… con sus respectivas caídas. Una de ellas fue fatal para Rainey, que terminaría en silla de ruedas

El tejano al final ganó el mundial que tanto se había merecido, pero su archienemigo californiano jamás volvería a competir. De algún modo, se acababa una era para ambos, no solo para quien se había llevado la peor parte en 1993.  Al año siguiente, Schwantz ya no fue el mismo y sin que acabara la temporada de 1995, decidió retirarse.

Rainey y Schwantz se habían odiado, habían luchado en la pista, se habían hecho mejores el uno al otro… y a pesar de las polémicas, las declaraciones y las batallas sin cuartel, se habían respetado en la pista, algo que para ambos era esencial.

Kevin Schwantz sobre la Suzuki. Fuente: Fold & Goose

Relacionado

Grandes momentos de la carrera de Kevin Schwantz, el hombre de Suzuki

Kevin Schwantz y el "Imperio del Mal"

Relacionado

Kevin Schwantz y el "Imperio del Mal"

Wayne Rainey vuelve a pilotar una moto 26 años después de su accidente (Vídeo: MotoAmerica / Fotos: Gold & Goose).

Relacionado

Vídeo: Wayne Rainey vuelve a pilotar una moto 26 años después de su accidente

Los mejores vídeos