La capacidad de Troy Corser de ser rápido con cualquier marca

El rápido piloto australiano tiene en su haber dos Campeonatos Mundiales de Superbikes.

Troy Corser en la Suzuki campeona de 2005. Gold & Goose
Troy Corser en la Suzuki campeona de 2005. Gold & Goose

Los aficionados al Campeonato Mundial de Superbikes que llevan tiempo siguiéndolo, probablemente tengan una terna de pilotos preferidos con los que comparar a los actuales. Y seguro que para muchos una de las referencias es el australiano Troy Corser, capaz de ganar dos títulos con dos marcas diferentes -Ducati y Suzuki- y con una década entre ambos. 

Y es que “Croc” se convirtió en los años 90 y la primera parte de los 2000 en un sospechoso habitual para ganar carreras en SBK. No en vano, consiguió 33 victorias en grandes premios y se subió al podio en 117 ocasiones. 

Biografía de Troy Corser

Pero para saber un poco más del campeón australiano, vamos a bucear en su trayectoria deportiva, de modo que los aficionados más veteranos recuerden la capacidad que tenía para exprimir el potencial de la moto y los más jóvenes se animen a ver alguna de sus mejores carreras.

Lo primero que hay que apuntar es que “Croc” nació en noviembre de 1971, de manera que debutó en el mundial de SBK con 21 años. Tras varias participaciones esporádicas en 1992 con Yamaha, Corser ficha por Ducati y completa su primera campaña completa en 1995.  Y lo hizo por la puerta grande, ya que consiguió acabar el campeonato en segunda posición. Mucha culpa la tuvo la Ducati que montaba, ya que era la mejor de la parrilla, tal y como se encargó de demostrar Carl Fogarty al hacer con el título sobre la montura italiana.

Trayectoria en el Mundial de SBK

Este logro llamó la atención del equipo Yamaha de 500 cc, así que en 1997 probó suerte en el Mundial de Velocidad. Sin embargo, no se adaptó y su paso por la máxima competición resultó decepcionante. Tanto fue así que al año siguiente volvió a donde conseguía desenvolverse como pez en el agua, a las SBK, nuevamente con Ducati.

Troy Corser en la Aprilia de 2001. Gold & Goose
Troy Corser en la Aprilia de 2001. Gold & Goose.

Segunda parte en Superbikes

Es probable que la experiencia en 500 cc hiciera mella en el corredor australiano, pero no se notó demasiado en los circuitos de SBK. Terminó tercero en tres campeonatos consecutivos, dos de ellos con Ducati y el otro con Aprilia. Más tarde apostó por una nueva moto, la Foggy Petronas, en la cual puso todo su empeño. Sin embargo, y a pesar de una mejora en 2004, esta no rendía como debía, de manera que “Croc” se rindió y volvió a cambiar de marca. El siguiente destino fue Suzuki y, sin duda, resultó acertado. Después de un fulgurante inicio de temporada, Troy Corser consiguió un importante botín de puntos que le sirvieron para llevarla a lo más alto. Así pues, en 2005 volvía a ser campeón del mundo de SBK, con 34 años. 

Eso sí, lo que parecía el perfecto broche final a su carrera solo fue un punto y seguido, ya que Corser siguió compitiendo en superbikes hasta 2011, periodo en el que formó parte del equipo de Yamaha y fue elegido por BMW para desarrollar la moto e igualarla a las japonesas e italianas.

Archivado en:

Troy Corser: "Sé que tengo potencial para estar delante"

Relacionado

Troy Corser: "Sé que tengo potencial para estar delante"

Troy Corser y Rubén Xaus en el BMW Motorrad Motorsport

Relacionado

Troy Corser y Rubén Xaus en el BMW Motorrad Motorsport

Corser y Xaus ponen a punto la BMW S1000RR en Valencia

Relacionado

Corser y Xaus ponen a punto la BMW S1000RR en Valencia

Nuestros destacados