¿Cuáles son las lesiones más habituales de los motoristas?

Conducir una moto puede provocar dolencias más allá de sufrir un accidente mientras se circula.

La lumbalgia es una de las lesiones habituales al montar en moto. Fuente: iStock/PeopleImages
La lumbalgia es una de las lesiones habituales al montar en moto. Fuente: iStock/PeopleImages

Los conductores de motos se ven expuestos a posibles lesiones que pueden ser causadas por un accidente o por el simple hecho de pasar mucho tiempo conduciendo. Como se puede imaginar, las primeras suelen ser mucho más graves que las segundas. Es más, estas pueden tratarse o prevenirse realizando algunos ejercicios.

Lesiones en accidentes de moto

Respecto a las primeras, las hay de toda índole, ya que dependen del tipo de accidente y del modo en que el piloto cae. Sin embargo, las lesiones más habituales son las siguientes:

  • Fracturas en las extremidades inferiores. El hecho de que las piernas vayan pegadas a la moto provoca que en la caída la propia máquina provoque algún “aplastamiento”.
  • Fracturas en las extremidades superiores. La otra parte que suele sufrir roturas de huesos, esguinces y todo tipo de golpes son los brazos y las manos. 
  • Abrasiones. Ni que decir tiene que una de las lesiones más comunes cuando un conductor cae son las quemaduras que le provoca la fricción con el asfalto.
  • Traumatismo en la caja torácica. Esta es una de las lesiones más peligrosas y junto con la lesión en la médula espinal, la más temida en cualquier accidente junto a la siguiente.
  • Traumatismo craneal. Afortunadamente la cabeza es la parte más protegida del cuerpo gracias al casco, que evita numerosas muertes cuando se producen accidentes. Esto no quiere decir que no se produzcan lesiones, estando las conmociones entre las más comunes.
El síndrome compartimental afecta a los antebrazos. Fuente: iStock/Staras
El síndrome compartimental afecta a los antebrazos. Fuente: iStock/Staras.

Lesiones por montar en moto

En cuanto a los problemas más habituales que surgen de conducir a menudo, hay que destacar los siguientes:

  • Síndrome compartimental. Esta típica lesión de los pilotos profesionales se produce en los antebrazos y acarrea falta de fuerza, calambres y una incómoda sensación de hormigueo.
  • Lumbalgia.Cuando se conduce durante un largo periodo de tiempo no es extraño que duela la parte inferior de la espalda. Si este dolor persiste y se hace mayor puede derivar en una lumbalgia que puede llegar a impedir montar y desmontar de la motocicleta.
  • Cervicalgia. El hecho de llevar demasiado rígida la cabeza y apenas moverla al estar rodando, más la excesiva tensión de los brazos será la puerta de entrada al dolor en el cuello.
  • Tendinitis en el hombro y dolor en el trapecio. Las contracturas en el trapecio son muy habituales cuando se conduce una moto. Esta molestia puede llevar a que se tense demasiado el hombro y también aparezca una tendinitis, la cual es más dolorosa y complicada de curar.
  • Síndrome del túnel carpiano. La presión que se realiza en las manetas del manillar puede llegar a provocar esta lesión que provoca el entumecimiento y hormigueo de las manos. Hay motoristas que siguen conduciendo a pesar de no tener la fuerza suficiente y eso puede ser una práctica peligrosa.
  • Ciatalgia. Al igual que ocurre con la lumbalgia, una de las dolencias que surgen a partir de una posición incómoda es la ciatalgia, es decir, una inflamación del nervio ciático. No solo es incómoda sino que puede llegar a ser muy dolorosa e incapacitar para algunas actividades.
Forzar continuamente el antebrazo provoca el síndrome compartimental. Fuente: iStock/Dani DG

Relacionado

¿Por qué los pilotos sufren el síndrome compartimental en el antebrazo?

Aleix Espargaró tras pasar por el quirófano para operarse de síndrome compartimental

Relacionado

Aleix Espargaró operado con éxito de síndrome compartimental

¿Por qué hay tantas lesiones en MotoGP 2020?

Relacionado

¿Por qué hay tantas lesiones en MotoGP 2020?

Los mejores vídeos