Tanto traza (o traza tanto) Jonathan Rea como Chaz Davies

Aragón volvió a rendirse al espectáculo brindado por los dos grandes ídolos de Superbike.
Nacho González -
Tanto traza (o traza tanto) Jonathan Rea como Chaz Davies
Tanto traza (o traza tanto) Jonathan Rea como Chaz Davies

Por momentos, parecía incluso estar preparado. Chaz Davies -rey de Aragón- y Jonathan Rea-ídem de Superbike- conforman desde hace ya dos años la dualidad que rige la categoría reina del WorldSBK, polarizada en rojo y verde, entre Gales e Irlanda del Norte, entre el gigante frenador de Ducati y el fino estilista de Kawasaki.

Sus estilos de pilotaje se ubican en las antípodas, y no hay mejor baremo para medir trazadas que ese reino aragonés de la gasolina de nombre yanqui. La orografía de Motorland permite líneas distintas y otorga y quita décimas según sectores; lo cual se tradujo en un baile de trayectorias donde una estela roja y otra verde se cruzaban una y otra vez sin llegar a chocar.

WSBK: REA VS DAVIES, CAPS 12 y 13

Sí, parecía preparado. Tras el impasse tailandés, los incondicionales de las Superbike y el entusiasta público de Alcañiz tenían ante sus ojos la oportunidad de asistir no sólo a una, sino a dos ediciones de esa grandiosa dicotomía que perpetran Jonathan Rea y Chaz Davies.

A priori, parecía una disputa desigual. Davies llegaba con cinco victorias en su haber en Motorland –dos con BMW y las tres últimas con Ducati-; y Rea con un único triunfo, cosechado en la primera manga de 2015. Precisamente donde tuvo lugar la primera entrega de la colección #ReaVsDavies, cuyos fascículos ya empiezan a ser objeto de culto.

Resultaba difícil saber quién llegaba con más ganas. Es verdad que Rea llegaba después de dos dobletes, pero antes de eso 2016 había acabado con tres dobletes de Davies. Lo que no era tan difícil era discernir quién llegaba con más necesidad. Rea con 100 puntos, Davies con 70 tras fallar en la segunda manga de Tailandia tras tres segundos puestos.

Esa necesidad tumbó a Davies en la primera manga. Durante el grueso de la carrera, no existía clasificación. Tampoco envites pasados. Sólo dos estilos y un asfalto a compartir. Si Rea se hacía fuerte dibujando con compás las enlazadas, Davies hincaba los frenos en la curva uno. Pero en la penúltima vuelta, Davies se acordó de que necesitaba ganar.

Se olvidó de disfrutar y llegaron a su mente los fantasmas de dos años atrás. Sus tres triunfos con Ducati en Aragón habían sido en solitario. El único mano a mano lo perdió. Apareció en su rictus, “en lugar de sonrisa, una especie de mueca” (perdóname, Joaquín) que se lo llevó al suelo. Rea firmaba el repóquer, Davies volvía en escúter. O ‘repoker’ y ‘scooter’, por escribirlo en el idioma de los protas.

24 horas después (¡bendito sistema de dos mangas!) tenía Chaz opción de revancha. Décimo en el nuevo sistema de parrilla y justo detrás de Rea, la necesidad de remontar le vino bien para templar los nervios. Eso sí, a la hora de la verdad –pese a que el correoso Marco Melandri ejerció un par de vueltas como aliado de excepción-, volvían a estar a solas.

Y si Fernando e Isabel tanto montaban, tanto daba aquí si la trazada era verde y redonda o roja y angulada. Dos colores que, mezclados, se tornan en un marrón… Un marrón del que Davies se libró en una maniobra inteligente que le sirvió para revertir la tendencia y demostrar que, al menos en Aragón, tanto monta el rojo como traza el verde… algo extrapolable a sus lugartenientes Tom Sykes y Marco Melandri, que empatan a cuatro podios tras seis carreras.

En conjunto, el mejor español fue Jordi Torres con su sexta y séptima posición, justo detrás en la segunda de un Xavi Forés que dio el susto y la imagen del finde al huir de su Panigale en llamas. Román Ramos salió con cinco puntos al ser 11º en la segunda manga, con Julián Simón finalizando 13º y 15º en su primera incursión en Superbike en la moto de Lorenzo Savadori.

WSS: AL FIN, MAHIAS

"Catorce versos dicen que es soneto", y 14 milésimas son sinónimo de final de infarto. En los tiempos de la moda del haiku, Lucas Mahias, Sheridan Morais y Patrick Jacobsen actuaron como terceto (des)encadenado en un final dantesco donde más que divina comedia hubo drama terrenal cuando Federico Caricasulo provocó la caída del reaparecido Kenan Sofuoglu, con el príncipe finés Niki Tuuli también acariciando el asfalto en su primer Super-fiasco.

Segundo en el inicio del Mundial de Supersport 2017 en Australia, en su estreno ganador Mahias coge tanto el liderato como la vitola de piloto con la regularidad suficiente como la gran opción de Yamaha para reverdecer, ya de azul corporativo, los laureles de Sam Lowes.

Honda volvió a quedarse sin podio, pero con el consuelo de tener al estonio Hannes Soomer –ojito con él- como primer líder de la Copa de Europa de Supersport 2017. También destacó la remontada hasta la 13ª plaza de Xavi Cardelús, sustituto del lesionado Alex Baldolini.

SSP300: DEROUE CONTRA ESPAÑA

Tras su efímero y nada glorioso paso por el Mundial de Moto3 –donde se le recuerda a puñetazos con su compatriota Bryan Schouten-, el holandés Scott Deroue cimentó en la Superpole 1 una victoria en la primera carrera de la historia del Mundial de Supersport 300. Una victoria que el viernes parecía quimera. No se metió ni en el top ten de los libres, pero las seis vueltas extra que tuvo respecto a sus rivales al pasar por la Superpole 1 le vinieron como anillo al dedo.

La categoría es un acierto, y que se jugasen la victoria una Kawasaki Ninja 300, una Yamaha YZF-R3 y una Honda CBR500R así lo prueba. Así, el domingo, no fue ni Rea ni Sofuoglu quien pusiera a la marca verde en lo alto del cajón. Fue Deroue, batiendo por milésimas a los españoles Dani Valle y Mika Pérez, con Borja Sánchez cuarto y Ana Carrasco décima.

STK1000: RINALDI SE LO CREE

Liberado de la sombra del Tati Mercado en el box del Aruba.it Ducati Junior, el italiano Michael Ruben Rinaldi ha quedado como el número uno del equipo… y sin el actual campeón, Raffaele De Rosa, también como máximo candidato al título del Europeo de Superstock 1000. Sin titubear ni mirar atrás, se largó en la primera vuelta junto a un Maxi Scheib que quiso empezar con 25 puntos en un circuito que conoce bien y tiró a la basura 20 antes de adentrarse en lo desconocido.

Florian Marino y Roberto Tamburini colaron a las dos Yamaha en el podio, donde se echó de menos a un Toprak Razgatlioglu que puso en pilotaje lo que su Kawasaki ZX-10R no le daba. Piloto de domingos como muy pocos, el turco acabó cuarto pero fue sin duda el que más espectáculo brindó en la carrera que cerró la primera ronda europea del WorldSBK.

Dentro de casi un mes (28-30 abril), cuarta ronda del WorldSBK en Assen. Tengan preparadas sus oraciones a los dioses del motociclismo, que nos vamos a la Catedral.

Te recomendamos

Como habrás podido comprobar por ti mismo ya tenemos aquí al frío, y que como cada añ...

Llegar más allá del trail y del enduro es posible gracias a las nuevas tecnologías....

Si estás pensando en hacer un viaje con tu moto, Bridgestone ofrece una amplia gama d...