Consejos para comprar una moto financiada

En el momento de financiar la adquisición de una motocicleta, hay que sopesar ciertas recomendaciones.

Se puede comprar una moto financiada o desembolsando todo el precio. Fuente: iStock/Ljupco.
Se puede comprar una moto financiada o desembolsando todo el precio. Fuente: iStock/Ljupco.

Uno de los modos más habituales de comprar una moto o cualquier otro vehículo pasa por financiar la adquisición para no tener que desembolsar todo el montante a la vez. 

Y es que el hecho de optar por una moto financiada viene dado por dos circunstancias: la primera de ellas es que no todo el mundo tiene el dinero suficiente como para desembolsar el precio completo de una sola tacada; y la segunda es que muchas personas prefieren pagar una cuota mensual para controlar mejor sus gastos. En este sentido, será muy importante que el interés que se haya de pagar no sea demasiado elevado; pero ese es un tema que apuntaremos más adelante.

Recomendaciones para comprar una moto financiada

En el momento de financiar la adquisición de una motocicleta, hay algunos aspectos que conviene tener presentes para no cerrar una operación que termine siendo poco provechosa para las finanzas del comprador.

  • Saber que se va a poder pagar. El primer consejo que hay que dar no es otro que saber si se cuenta con los recursos suficientes como para poder acometer el pago de una motocicleta nueva. No es recomendable acometer este tipo de operaciones si solo se tiene la entrada o si la situación económica no es medianamente estable. En caso de no poder pagar los plazos, se podría tener problemas e incluso perder la moto.
  • Una vez que se tiene la certeza de que se va a poder acometer la operación, es el momento de familiarizarse con el modo en que funcionan los tipos de financiación, los préstamos, los tipos de interés... Cualquier dato que se obtenga será bueno para saber si lo que ofrece un banco o el vendedor es provechoso o conveniente. 
Tienda de venta de motos. Fuente: iStock/fazon1
Tienda de venta de motos. Fuente: iStock/fazon1.
  • El siguiente paso será conocer las ofertas que hay en los diferentes concesionarios (a no ser que se trate de una compra financiada por un banco directamente) y sopesar cuál es la que mejor se adapta a las posibilidades de cada uno. No cabe duda de que financiar la compra de la moto facilita mucho su adquisición gracias a los cómodos plazos de pago. Sin embargo, en ocasiones el acuerdo que se alcanza no es el más adecuado porque algunas promociones que son muy ventajosas en un principio, pero después se vuelven draconianas.
  • Decidir el tipo de interés. Suele haber dos tipos de interés: el fijo y el variable. La diferencia es clara, mientras que el fijo se mantiene igual en todas las mensualidades, el variable va cambiando a lo largo del tiempo, pudiendo crecer o decrecer, dependiendo del acuerdo. Pues bien, el primero es el que suelen ofrecer los concesionarios y quizás de primeras sea algo superior, aunque a la larga puede resultar mucho más beneficioso.
  • Finalmente, como último consejo hay que mencionar que si no se tiene idea alguna de financiación o si todo esto resulta sumamente complicado de entender, lo mejor es pedir asesoramiento para no terminar firmando algo de lo que luego habrá que arrepentirse. Y es que una moto financiada puede ser un gran negocio o uno pésimo.

Archivado en:

Imagen de una moto. Fuente: iStock/deepblue4you

Relacionado

¿Cómo financiar una moto? Es hora de hacer números con estas opciones

Antes de comprar motos en subastas, hay que revisarlas, tal y como hace este hombre. Fuente: iStock/visualspace

Relacionado

Consejos para comprar motos en subastas

Comprar el scooter adecuado supone seguir algunas recomendaciones. Fuente: iStock/lcva2

Relacionado

Principales recomendaciones para comprar un scooter

Los mejores vídeos