¿Se puede cambiar el portamatrículas de la moto?

Este accesorio de la motocicleta es esencial para la seguridad vial y para no incurrir en una infracción de tráfico.

Scooter con un portamatrículas homologado. Fuente: iStock/:FotografiaBasica
Scooter con un portamatrículas homologado. Fuente: iStock/:FotografiaBasica

El portamatrículas de la moto en ocasiones puede suponer un auténtico engorro que rompe la estética y las líneas del vehículo, aunque hay algunos casos en los que incluso le aportan un añadido interesante. Sea como fuere, debe quedar claro que es un accesorio que siempre debe estar presente, dado que las motos (y cualquier vehículo) han de estar matriculadas y mostrar sus “credenciales”.

Así pues, si el portamatrículas se rompe o se cae, no debe pasar mucho tiempo en arreglar tal desaguisado, puesto que, de lo contrario, es posible que la moto sea multada si un agente la ver circulando de ese modo.

No es una matrícula "normal"

Bien es cierto que el caso de las motocicletas no es como el de los automóviles, los cuales son de mayor tamaño y generalmente se diseñan pensando en un hueco para colocar la matrícula (los que no lo tienen, parece que llevan un pegote cuando le instalan la placa). Eso provoca que hay más tipos de portamatrículas.

Eso sí, se coloque el que se coloque, deberá estar homologado, pues de lo contrario no pasará la Inspección Técnica de Vehículos, con los problemas que eso acarrea.

Portamatrículas oficiales

Conocedores de estas circunstancias, los fabricantes de motos diseñan de antemano el portamatrículas que mejor le van a sus creaciones. Y como se puede suponer, estos ya están homologados cuando llegan al comprador. Por lo tanto, es el modo más cómodo de cumplir con lo estipulado por la ley y librarse de cualquier tipo de sanción que pudiera imponerse.

En cuanto a cómo han de ser estas piezas, hay algunas preferencias y reglas que han de cumplir.

  • La primera de ellas es que conviene que la placa esté sujeta con plástico, ya que es menos peligroso que otros materiales como los metálicos.
  • Siempre debe estar en la misma posición, es decir, no se puede cambiar de ubicación ni con una inclinación que impida su visualización. De hecho, por regla general la matrícula deberá estar centrada, mientras que el ángulo no podrá exceder los 30º con respecto a la posición vertical.
  • Asimismo, ha de llevar una pequeña iluminación o un perceptivo catadióptrico que permita verla cuando las condiciones lumínicas son escasas y a cierta distancia sería imposible de leerla.
Matrícula de moto. Fuente: iStock/Roma_
Matrícula de moto. Fuente: iStock/Roma_.

Personalizando el portamatrículas

Hay ocasiones en las que los dueños de las motos desean personalizarlas, lo que incluye al portamatrículas. En estos casos, tal y como ocurre con el resto de piezas de la moto, sí es posible llevar a cabo las modificaciones siempre y cuando pasen por un proceso de homologación que deberá realizarse en un taller autorizado para ello. Únicamente de ese modo se podrá ir posteriormente a la ITV (es obligatorio) con las garantías de que los cambios no van a ser rechazados.

Hay que recordar que llevar la matrícula visible es esencial para la seguridad vial. Por esta razón siempre se debe hallar en buen estado, de manera que resulte legible fácilmente, tanto para los agentes encargados del tráfico, como para el resto de conductores.

Archivado en:

Imagen de una moto en la que se puede apreciar su matrícula. Fuente: iStock / Moonstone Images

Relacionado

Esta es la multa por llevar una matrícula pequeña en la moto

¿Cómo conseguir que la moto tenga una matrícula histórica?

Relacionado

¿Cómo conseguir que la moto tenga una matrícula histórica?

Imagen de una moto donde se puede ver la matrícula. Fuente: iStock / aroundtheworld.photography.

Relacionado

¿Se puede homologar una matrícula pequeña de moto?

Los mejores vídeos