Bill Ivy, el piloto con un título mundial que se fue demasiado pronto

El inglés fallecía con apenas 26 años de edad en un accidente en los entrenamientos del Gran Premio de Alemania del Este

Bill Ivy toma una curva en una carrera / Credit: Maurice Büla © FIM
Bill Ivy toma una curva en una carrera / Credit: Maurice Büla © FIM

William David Ivy es el verdadero nombre del piloto británico conocido como Bill Ivy nacido en Maidstone un 27 de agosto de 1942. Un corredor de motociclismo que estuvo en activo apenas unos años, entre 1962 y 1969, debido sobre todo a su prematura muerte cuando apenas tenía 26 años. Una breve trayectoria que le dio para participar en casi un centenar de carreras y alzarse con un título mundial, el de 125 centímetros cúbicos en el año 1967; además de llevarse una veintena de victorias, 42 podios y 23 vueltas rápidas. 

Bill Ivy a la izquierda de la imagen / Credit: Maurice Büla © FIM
Bill Ivy a la izquierda de la imagen / Credit: Maurice Büla © FIM

Little Bill

Este era otro de los apodos por el que los aficionados y profesionales del mundo del motor conocían a William Ivy que empezó su corta y breve trayectoria profesional en las carreras de Grand Prix de motocicleta a finales de la temporada de 1965. Es entonces cuando una escudería tan importante como Yamaha selecciona al inglés como sustituto y lo lleva a Japón en el mes de octubre. Una decisión del equipo en parte por la regularidad que Bill Ivy había mostrado en pruebas anteriores. 

Así, de la mano de Yamaha, Bill Ivy logró terminar cuarto en la carrera de 125 centímetros cúbicos, además de tercero en una categoría superior: la de 250 cc. Sin embargo, no fue hasta la temporada siguiente, la de 1966, cuando ganó su primera carrera como piloto de motos para el equipo que había confiado en él y le había dado una oportunidad pese a su juventud y a su corta experiencia sobre las dos ruedas. Además, se da la casualidad de que era la primera carrera del año. Esta tuvo lugar en el Circuito del Parque de Montjuic en Barcelona y correspondía al Gran Premio de España. 

Aparte de esta importante victoria para el palmarés del joven inglés, sumó otros tres triunfos más ese año. Sin embargo, esto no fue del todo suficiente para vencer a su principal rival entonces que no era otro que el piloto suizo Luigi Taveri, que fue mejor que Ivy y venció a este último arrebatándole el título con una diferencia entre ambos de seis puntos.

Un año más tarde, el piloto de Maidstone fue el claro dominador del campeonato en la categoría de 125 centímetros cúbicos gracias a la suma de ocho victorias en una docena de carreras. Logros más que merecidos y que le servían para reclamar para sí el Campeonato del Mundo al sobrepasar en 16 puntos a Phil Read. Por si fuera poco, Bill Ivy además se llevó para casa dos carreras de 250 cc en el Gran Premio de Francia y el Gran Premio de Bélgica.

La competición seguía para el inglés al año siguiente junto con su compañero de equipo Phil Read ya que ambos se convirtieron en los reyes de los campeonatos de 125 y 250 cc. 

Mientras tanto, desde su equipo (Yamaha) se iban organizando los planes para sus principales pilotos: que tanto Ivy como Read ganaran cada uno de ellos un título. Así, mientras el primero iba predestinado para el campeonato de 250 cc, Read fue encaminado para el de 125 cc. Sin embargo, este último ignoró las órdenes de su equipo de empatar con Ivy en puntos. Finalmente, el desempate tuvo que decidirse en los tiempos generales de carrera y Read se llevó finalmente el título del campeonato.

Fue entonces cuando Ivy anunció que había tomado la decisión de retirarse de la competición profesional del mundo de las motos. Su cometido ahora era participar en Fórmula 2 de automovilismo para la temporada siguiente. A pesar de sus buenos resultados en esta nueva modalidad, no pudo resistirse a una oferta de Jawa y volvió de nuevo a las motos. Sin embargo, durante los entrenamientos de los 350 cc del Gran Premio de Alemania del Este, la moto se gripó justo en el momento en que Ivy quitaba la mano izquierda del semimanillar para ajustarse las gafas. El pequeño piloto salió despedido y se estrelló contra un muro. Horas después fallecía en el hospital.

Archivado en:

Imagen de Tom Sykes en el Circuito de Barcelona / Credit: Lukasz Swiderek © FIM

Relacionado

Tom Sykes, el piloto con más superpoles en la historia del Campeonato Mundial de Superbike

Stefan Dörflinger subido a una de sus motos / Credit: Maurice Büla © FIM

Relacionado

Stefan Dörflinger, el piloto más veterano en ganar un Gran Premio en la historia del Mundial

Marc Coma en su quinto Dakar, el piloto con más títulos en el Mundial de Rallies

Relacionado

Recordando los logros de Marc Coma, el mejor piloto español de raids

Nuestros destacados