Fernando González de Nicolás, una vida de infarto tanto dentro como fuera de las pistas

El único piloto que ha participado en la mayor parte de las categorías individuales del calendario del Mundial de Motociclismo

Competición de 500 cc, modalidad que no fue extraña para Fernando González de Nicolás. Fuente: GoldandGoose
Competición de 500 cc, modalidad que no fue extraña para Fernando González de Nicolás. Fuente: GoldandGoose

Sin duda, la vida (tanto a nivel personal como en su trayectoria deportiva y profesional) del piloto madrileño Fernando González de Nicolás es digna de conocer. Una figura tanto dentro como fuera de las pistas que formó parte de la historia del motociclismo de nuestro país y compitió dentro del Campeonato del Mundo de Motociclismo entre los años 1971 y 1989.

Un futuro prometedor

Esto es lo que decían muchos aquellos que veían a Fernando González de Nicolás sobre una moto. Y es que para aficionados y expertos en las dos ruedas y el mundo de la competición motociclista, este piloto tenía por delante toda una brillante carrera que empezó a afianzarse en el Gran Premio de España a comienzos de la década de los años 70. ​Dos años más tarde de estos buenos comienzos, el madrileño tuvo un accidente en la localidad de Calatayud mientras se dirigía a la celebración de una concentración motera en Zaragoza. Como consecuencia del mismo se le tuvo que extirpar el bazo y un riñón, además de tenerlo retirado de las pistas durante bastante tiempo hasta su total recuperación física. 

Pese a que no podía competir con motos, la Federación de Motos incluso le dejó sin licencia profesional para poder hacerlo, Nani (como se le conocía popularmente) no perdía su espíritu deportivo y participó en carreras de coches a bordo de su Martini de F-1800. Es más, se convirtió en uno de los nombres más destacados de la categoría por aquel entonces. Tras recuperar otra vez su licencia seis años más tarde, en la disputa del Gran Premio de Checoslovaquia tuvo otro accidente. De nuevo tuvo que dejar la moto aparcada durante un tiempo. 

Pero no solo esta lesión fue lo que le mantuvo alejado de la competición, también su mala vida fuera de los circuitos. A finales del mes de marzo del año 1981 Nani junto con otro compañero atracaron la sede del Banco de Valencia en Madrid. Mientras su cómplice logró llevarse buena parte del botín, el piloto fue condenado y pasó un tiempo en la cárcel. Tras cumplir con la pena impuesta y al quedar de nuevo en libertad regresó al mundo del motociclismo.

Sus logros deportivos

Malas compañías aparte, lo cierto es que en un terreno puramente deportivo, Fernando González de Nicolás fue el único piloto que ha logrado pilotar su motocicleta en la mayoría de las categorías individuales que, más tarde o más temprano, han formado parte calendario del Mundial de motociclismo. Es decir, las categorías de 50, 80, 125, 250, 350 y 500 centímetros cúbicos. Pero eso no es todo ya que en los últimos años de su carrera deportiva buscó apoyo en forma de financiación para poder optar a esa misma prueba pero a bordo de un sidecar. Sin embargo, por diferentes circunstancias no lo logró. 

Sidecar, como el que pretendía conducir Fernando González de Nicolás para entrar en el Guiness. Fuente: iStock.com/ umdash9
Sidecar, como el que pretendía conducir Fernando González de Nicolás para entrar en el Guinness. Fuente: iStock.com/ umdash9

De haberlo hecho, el nombre de este piloto madrileño hubiese entrado a formar parte del Récord Guinness, al ser el primer hombre del mundo que había participado y corrido en todas las categorías que han formado parte de este Mundial. Al final, y tras una última disputa en el Gran Premio de Brasil del año 1989 en la modalidad de 500 cc, el madrileño colgó su casco. 

Archivado en:

Terry Rymer en 1995. Fuente: Gold & Goose

Relacionado

¿Cómo fue la trayectoria de Terry Rymer?

Steve Hislop en la Tourist Trophy del año 1994. Fuente: Gold & Goose

Relacionado

Steve Hislop, una trayectoria de película

Luis Salom con SAG Racing en 2016. Fuente: Gold & Goose

Relacionado

Recordando a Luis Salom y su trayectoria

Nuestros destacados