Jean-Philippe Ruggia, famoso por su codo

Más que por sus victorias, Ruggia sorprendió a todos por la inclinación a la que llegaba en el paso por curva.

Jean Philippe Ruggia con la Yamaha de 250 cc en Assen en 1989. Fuente: Maurice Büla © FIM
Jean Philippe Ruggia con la Yamaha de 250 cc en Assen en 1989. Fuente: Maurice Büla © FIM

Para pasar a la historia del motociclismo de competición no es necesario haber logrado un campeonato del mundo o tener acumuladas un buen número de victorias en el palmarés. Hay otros pilotos que pasan a los anales de la competición porque innovaron con su pilotaje, llegando a límites que antes nadie había alcanzado. Uno de ellos fue Jean-Philippe Ruggia, piloto francés que no consiguió grandes victorias pero que dio mucho de qué hablar por ser el primero que tocaba el asfalto con el codo en el paso por curva. 

Es decir, lo que ahora es posible ver en MotoGP a pilotos como el propio Marc Márquez, Ruggia ya lo llevaba a cabo en 250 cc a comienzos de la década de los 90 del pasado siglo.

Trayectoria de Jean-Philippe Ruggia

Para conocer algo más sobre la carrera como piloto de este francés nacido en Toulon en octubre de 1965, hay que viajar en el tiempo hasta 1987, pues fue el año de su debut en el Campeonato del Mundo de Motociclismo en la cilindrada de 250 cc. 

  • En su segunda carrera fue capaz de puntuar por primera vez. Sucedió en el Gran Premio de España, pero sería algo que no se repetiría a lo largo de la temporada. 
  • En 1988 la situación mejoró para Ruggia y su Yamaha, de manera que ya estaba de manera habitual en los puntos y además se subió al podio por primera vez. El escenario fue nuevamente nuestro país, concretamente el Circuito del Jarama. Acabó séptimo en el mundial.
  • Esa misma plaza ocupó en 1989, convirtiéndose en uno de los nombres habituales en la parrilla del cuarto de litro. Eso sí, en esa ocasión obtuvo tres podios
  • En 1990 dio el salto a los 500 cc con el mismo equipo. Las dificultades eran mayores, pero Ruggia puntuó con asiduidad. En esa temporada su peculiar pilotaje le dio para acabar octavo y subirse al podio en Spa.
  • Tras un 1991 algo decepcionante, volvió a los 250 cc de la mano de Gilera, pero la moto no dio los resultados que se esperaban de ella, terminando muy pocas carreras.
Jean Philippe Ruggia en 1996. Fuente: Maurice Büla © FIM
Jean Philippe Ruggia en 1996. Fuente: Maurice Büla © FIM.
  • Eso le hizo decantarse por Aprilia, lo que le condujo a completar el mejor año de su trayectoria. En 1993 finalizó en sexto lugar, pero lo más importante fue que obtuvo su primera victoria. Donington Park fue el escenario y el prolegómeno de su otro triunfo en la temporada, logrado en Misano.
  • La tercera victoria la obtuvo en 1994, en Jerez. Una vez más el Gran Premio de España le fue beneficioso. 
  • Los años siguientes, Ruggia se tuvo que conformar con aparecer habitualmente por la zona de puntos, hasta que no contar con una moto competitiva le hizo abandonar el Campeonato del Mundo de Motociclismo. No lo hizo con récords de victorias ni campeonatos, pero sí con el honor de ser conocido por adoptar posiciones casi descabelladas para la época.
Victoria memorable de Michael Rinaldi con la Ducati Panigale en Misano

Relacionado

Michael Rinaldi se exhibe en Misano y Jonathan Rea firma una salvada impresionante

Dani Holgado es mucho más líder del Mundial Junior de Moto3 2021 tras un domingo apoteósico

Relacionado

Dani Holgado firma un doblete memorable con salvada milagrosa en Valencia

Marc Márquez: “La palabra ‘salvada’ no existe en mi diccionario”

Relacionado

Marc Márquez: “La palabra ‘salvada’ no existe en mi diccionario”

Nuestros destacados