Noboru Ueda, el piloto al que le faltó conseguir un título mundial

En una de sus mejores temporadas, la de 1997, tuvo enfrente la figura del todopoderoso Valentino Rossi

Noboru Ueda durante una carrera. Fuente: GoldandGoose
Noboru Ueda durante una carrera. Fuente: GoldandGoose

Nuevo retrato de un piloto japonés que, pese a que no se llevó ningún título mundial para su palmarés, lo cierto es que su nombre está dentro de la categoría de los subcampeones de motociclismo más conocidos y emblemáticos. Se trata de Noboru Ueda. Todo un icono en los 250 centímetros cúbicos en la década de los años 90. Una época en la que, además, tuvo un duro competidor en la pista profesional como fue el italiano Valentino Rossi.

Noboru Ueda celebrando una victoria. Fuente: GoldandGoose
Noboru Ueda celebrando una victoria. Fuente: GoldandGoose

Un joven Ueda

El piloto japonés se presentó cuando apenas tenía 23 años con su Honda en la línea de salida del Gran Premio de Japón que tenía lugar en la temporada del año 1991 en el emblemático trazado de Suzuka. Era un 24 de marzo y este debutante en la pista, que corría como wild card, consiguió hacerse con la pole y sorprender en una carrera que dejó con la boca abierta a los campeones Fausto Gresini y Loris Capirossi por vencer en solitario y lograr la vuelta rápida. 

Una actuación con la que se aseguró permanecer en el Mundial y seguir acumulando en su palmarés otros triunfos importantes como fue el ser tercero en Eastern Creek, además de ganar en el circuito español de Jerez. Logros todos ellos que hicieron que terminara esa temporada en la quinta posición en la clasificación general. Un éxito que no se repitió el siguiente año; una temporada un tanto mediocre en la que fue noveno y apenas pudo subirse a un par de podios durante todo el año. 

Unos años irregulares

Tampoco tuvo mucha suerte en el año 1991 ya que se hizo con un único podio en un triunfo en Catalunya repitiendo una quinta posición. Era el preludio a un año, el de 1994, que fue uno de los más importantes de su carrera al conseguir tres triunfos, además de tres segundos puestos. Sin embargo, esto no le valió ser campeón; un título que fue para su compatriota Sakata que fue más regular a lo largo de toda la temporada. Eso dio paso a un año todavía peor en cuanto a resultados ya que solo logró un podio y ni siquiera se coló entre los 10 mejores en la general. 

Pero, parece ser que la mala suerte acompañaba al piloto japonés ya que hizo su mejor temporada en el peor año posible: 1997. Ese año apenas dos corredores ganaron carreras. Uno fue él mismo que se llevó la victoria en cuatro de ellas y el otro fue todo un campeón, Valentino Rossi que se hizo con una docena de carreras; lo que le valió, como no podía ser de otra manera, el título.

De nuevo, Ueda repetía el subcampeonato logrado tres años antes. Al año siguiente y sin la sombra de Rossi, el nipón se perfilaba como favorito pero, tras conseguir un victoria en cuatro carreras, tuvo un importante accidente en el Paul Ricardd que casi acaba con su trayectoria profesional. Eso sí, esto le provocó que no volviera a recuperar la movilidad de un nervio de su mano tras ese incidente. Para ello y, cuando volvió a la competición cuatro meses después, tuvo que usar un guante especial que le ayudaba a estirar los dedos.

Tras una victorias reseñables en sus últimas carreras, a finales del año 2002 decidió retirarse de forma definitiva. Era el adiós a una andadura profesional donde logró dos subcampeonatos, 13 victorias, 38 podios y 1.412 puntos.

Archivado en:

Retrato de Shinya Nakano. Fuente: GoldandGoose

Relacionado

Shinya Nakano, el piloto japonés de MotoGP

El piloto japonés Haruchika Aoki subido a su moto / Credit: Maurice Büla © FIM

Relacionado

Haruchika Aoki, el piloto de 250 que logró una carrera en Suzuka

Noriyuki Haga. Fuente: Gold & Goose

Relacionado

Noriyuki Haga, el piloto que no pudo reinar en SBK

Los mejores vídeos