Jonathan Rea entre viejas y nuevas revueltas

El norirlandés sale más líder pese a tener que afrontar cada vez más y más variados desafíos.

Jonathan Rea seguido por Michael van der Mark y Álvaro Bautista
Jonathan Rea seguido por Michael van der Mark y Álvaro Bautista

El WorldSBK se estrenó en el Circuit de Barcelona-Catalunya para la ronda de Catalunya, donde Jonathan Rea, Michael van der Mark y Chaz Davies ganaron en Superbike, Andy Verdoia y Andrea Locatelli lo hicieron en Supersport –con el italiano logró el título mundial- y Tom Booth-Amos y Yuta Okaya se repartieron los triunfos en Supersport 300.

SBK: LA VIEJA GUARDIA

Una ronda más para todos, una ronda menos para que Jonathan Rea consiga el sexto título. Está siendo una temporada extraña para el norirlandés, que está viendo cómo le cuesta muchísimo ganar carreras (solo ha hecho pleno en Portimao) al mismo tiempo que contempla cómo sus rivales van cayendo poco a poco de maduros.

Cada ronda contempla cómo se le forman varias revueltas a su alrededor. El nivel del Mundial de Superbike no ha parado de subir en el último lustro tanto en lo que respecta a los pilotos rivales como a las otras motos: el tiempo pasa inevitablemente y la Kawasaki ZX-10RR empieza a quedarse atrás, algo que se está viendo claramente en el número de motos y pilotos que se le suben a las barbas.

No parecía el Circuit de Barcelona-Catalunya un escenario propicio para la Kawa, y no lo fue. Lo que pasa es que los demás tardaron en darse cuenta, y para entonces Jonathan Rea ya les había birlado la Superpole primero –donde Toprak Razgatlioglu ya avisó del potencial de Yamaha en el trazado catalán con Álvaro Bautista metiendo la Honda en primera fila- para después comerse la tostada de la primera manga con su truco más infalible: salir más rápido que nadie y aprovechar las luchas del resto para amasar una ventaja definitiva.

Nada pudieron hacer Scott Redding ni Chaz Davies, que viniendo desde atrás tuvieron que conformarse con teñir de rojo los laterales del cajón. Cinco puntitos más a Redding, que a mediodía del sábado todavía se postulaba como mayor enredo para el domingo.

Jonathan Rea festeja su triunfo con la camiseta de Ana Carrasco
Jonathan Rea festeja su triunfo con la camiseta de Ana Carrasco

Nada más lejos de la realidad. 2020 está siendo el año en el que Rea está teniendo que lidiar con miles de revueltas. Comenzó el año viéndose desafiado por dos nuevos binomios (Redding/Ducati y Razgatlioglu/Yamaha), pero el domingo en Montmeló iba a tener que vérselas con cuatro más: dos nuevas y dos viejas.

En la carrera Superpole afrontó una de cada: la nueva y temible asociación entre Álvaro Bautista y Honda por primera vez se asomó a la cabeza de carrera, un sitio en el que pasará mucho tiempo en un futuro nada lejano. No fue en Barcelona, donde el talaverano cayó nada más tomar el mando dejando a Rea mano a mano con una vieja revuelta.

No era otra que la de Michael van der Mark y Yamaha, un binomio que en los últimos años ha mostrado su potencial el numerosas ocasiones y que en la matinal del domingo se tornó infalible. El holandés exhibió un ritmo frenético y Rea acabó claudicando, dando por bueno el segundo puesto y viendo cómo el futuro piloto de BMW se convertía en el sexto ganador distinto del año. Mientras tanto, Redding se desinflaba y acababa octavo. Siete puntos más a la saca.

La última carrera destapó por completo las vergüenzas de la Kawasaki, que se mostró claramente inferior a Ducati y Yamaha (y porque la Honda de Álvaro Bautista no quiso arrancar). Además, Rea esta vez no salió bien y lo pagó.

Michael van der Mark supera a Chaz Davies
Michael van der Mark supera a Chaz Davies

Esta vez, además de ver cómo seguía activa la revuelta VD Mark, revivió la más habitual del último lustro y asistió al nacimiento de una nueva. Mientras sufría para contener a Michael Rinaldi y a un Scott Redding que pinchó hasta ser adelantado por Tom Sykes, Jonathan Rea vio cómo tres pilotos le quitaban los focos y le sacaban del podio.

La revuelta más vieja de todas llevaba la firma de Chaz Davies, claro. Herido en su orgullo tras no poder ganar en ninguna de las seis carreras de ‘su’ Aragón –y viendo a Rinaldi ganar entero para quitarle el puesto en 2021-, el galés dio una clase maestra unos cuantos kilómetros al noreste y después de quitarse de encima al correoso VD Mark, por fin se hizo con su primer triunfo del año.

VD Mark se quedó viviendo en primera mano la última revuelta en llegar: la del estadounidense Garrett Gerloff. El talentoso bicampeón americano de Supersport ya había dado avisos de su potencial y en el circuito de su segunda casa se destapó ya por la mañana con un quinto puesto para después pelear hasta el final con VD Mark (a quien aspira a suceder como piloto oficial Yamaha). Con el tercer puesto asegurado arriesgó y superó al holandés, aunque un error de novato le costó la segunda posición. Con él son ya diez los pilotos que han subido al podio en 2020.

Garrett Gerloff seguido por Scott Redding y Jonathan Rea
Garrett Gerloff seguido por Scott Redding y Jonathan Rea

En Catalunya quedó de manifiesto que si no hay una nueva Kawasaki pronto, Rea va a sufrir cada vez más ante motos cuyo margen de mejora es netamente mayor. Cada vez tiene que enfrentarse a más revueltas. La buena noticia para él es que ninguna de ellas está consiguiendo persistir lo suficiente para derribarle, al menos este año. De hecho, nadie sumó más puntos que él en la ronda catalana. La sensación es que el sexto título está casi en el bolsillo y que el séptimo será más difícil que nunca.

En clave española no fue el mejor fin de semana. Una vez más, Álvaro Bautista (5-R-R) no pudo trasladar a resultados las buenas sensaciones y Xavi Forés (13-12-15) apenas pudo sumar cuatro puntos.

WSS: LOCATELLI, CAMPEÓN POR K.O.

El francés Andy Verdoia se encontró una victoria al ser el único que decidió no entrar a cambiar neumáticos cuando el trazado catalán se convirtió en una piscina, lo que le permitió estar primero en el momento en el que salió la bandera roja. Junto al galo, que se convirtió así en el ganador más joven de la historia de la categoría, subieron al podio Lucas Mahias y Kyle Smith, con Andrea Locatelli acabando en la cuarta posición después de haber ganado las nueve carreras anteriores.

La truncada racha de Andrea Locatelli quedó en anécdota el domingo, cuando todo volvió a la normalidad y se llevó un triunfo inapelable que le convertía en campeón del mundo de Supersport cuando todavía quedan cuatro carreras por disputarse. Lucas Mahias y Philipp Oettl le escoltaron en el cajón.

Andrea Locatelli con la corona de campeón del mundo de Supersport 2020
Andrea Locatelli con la corona de campeón del mundo de Supersport 2020

En cuanto a los españoles, Manu González (7-7) brilló con luz propia y llegó a soñar con el podio, mientras que Isaac Viñales (15-6) no tuvo su mejor ronda. También sumó puntos Miquel Pons (9-17), mientras que se quedaron fuera de los mismos Álex Ruiz (23-18), Óscar Gutiérrez (19-R) –que brilló hasta la lluvia de la primera manga y la caída de la segunda- y Guillem Erill (R-20).

SSP300: MÍTICOS ESTRENOS

La ronda catalana asistió a la primera victoria en Supersport 300 de dos de los países más emblemáticos para el motociclismo. El sábado fue Gran Bretaña de la mano de Tom Booth-Amos, que con la pista mojada se escapó desde el principio para vencer en solitario, mientras que el francés Samuel Di Sora se imponía por la segunda posición ante los españoles Marc García –que subía al podio en su retorno a la competición- y Mika Pérez.

Tom Booth Amos se escapó desde el principio para lograr su primera victoria
Tom Booth Amos se escapó desde el principio para lograr su primera victoria

En la segunda carrera, fue Japón quien se estrenó con el triunfo de Yuta Okaya ante los neerlandeses Scott Deroue y Jeffrey Buis, que sale de Montmeló más líder de lo que llegó. Booth-Amos tuvo cerca el doblete pero se fue al suelo por culpa de una maniobra de Unai Orradre.

Sin ser el mejor fin de semana para los españoles, fueron varios los que salieron con puntos: Marc García (3-21), Mika Pérez (4-13), Íñigo Iglesias (R-6), Víctor Rodríguez (7-19), Adrián Huertas (29-9), Daniel Mogeda (25-12) y Ángel Heredia (30-14). No puntuaron Iker García (17-23), Francesc Pérez (19-22), Unai Orradre (20-26) –que casi dice adiós al título, José Luis Pérez (22-24) ni Alejandro Carrión (24-R), mientras que no se clasificaron para carrera Beatriz Neila, Javier Corral ni Álvaro Díaz.

Jonathan Rea tiene el récord de victorias en el WorldSBK.

Relacionado

Ránking histórico WorldSBK: Victorias en todas las categorías

Jonathan Rea superó las 59 victorias de Carl Fogarty en Brno 2018

Relacionado

Ránking histórico WorldSBK: Victorias en Superbike