Bianchi, de la bicicleta a la moto

Hace ya cinco décadas que Bianchi dejó la fabricación de motos donde obtuvo éxito con sus ciclomotores

La moto Bianchi Modell 250 S 1935
La moto Bianchi Modell 250 S 1935

Cualquier aficionado al ciclismo conoce sobradamente el nombre de Bianchi, ya que es una de las marcas más importantes a nivel mundial. Lo que quizás es menos conocido para las nuevas generaciones es que Bianchi también fue fabricante de motos durante los dos primeros tercios del siglo XX, llegando a disputar el Campeonato del Mundo de Motociclismo. Eso sí, no hay que confundirlo con el tricampeón del mundo Pier Paolo Bianchi, ya que no tienen nada que ver más allá del nombre.

Historia de Bianchi

De hecho, la compañía Bianchi fue fundada mucho antes de que el piloto reinara en los años 70. Su origen se remonta a 1885, cuando Edoardo Bianchi se embarcó en la producción de bicicletas, lo que hace a la firma la más antigua de las que siguen en ese sector. A partir de ese momento, su andadura fue generalmente exitosa, de modo que nos centraremos a continuación en repasar cuáles fueron sus principales movimientos en el segmento del motociclismo

  • En 1897, la compañía decidió probar suerte en el naciente mercado de las motocicletas. 
  • Así las cosas, su producción en la primera década del siglo XX fue realmente importante. No en vano, en 1914 fabricó 1.500 motos, a las que hay que sumar 1.000 automóviles y un total de 45.000 bicicletas. 
  • Después de la Primera Guerra Mundial, Bianchi mantuvo su producción de motos hasta que llegó el segundo conflicto bélico, el mayor de los acaecidos. En la Segunda Guerra Mundial la fábrica fue dedicada a la producción de vehículos destinados al frente. 
  • A pesar de todo, después de que se firmara la paz, Bianchi pudo continuar con su actividad. No obstante, pasó por dificultades económicas que se vieron aumentadas con el fallecimiento de su fundador.
  • En esos tiempos en Italia (y en el resto de occidente) se desató el interés por las pequeñas motos que dotaban a los trabajadores de una mayor movilidad. Fue entonces cuando nacieron las Bianchina (una moto de 125 cc) y el Aquilotto, un ciclomotor que tuvo un gran éxito en Italia.
  • A finales de los años cincuenta, llegó el momento de las nuevas motos que iban desde los 250 hasta los 500 con motores bicilíndricos de doble árbol de levas.
  • A mediados de la década de los sesenta las cosas cambiaron. Los pequeños automóviles –más asequibles económicamente que en el pasado– comenzaron a ganar terreno a las motocicletas, que se vieron relegadas en la lista de deseos de los usuarios. Eso afectó a numerosas empresas, entre ellas a Bianchi, que decidió frenar su producción para centrarse con más ahínco en la bicicleta.

Bianchi en el mundial

Como hemos apuntado, Mianchi incluso llegó a participar en el Campeonato del Mundo en las cilindradas mayores. Los mejores resultados fueron los siguientes: 

  • Bob McIntyre acabó quinto en 350 cc en 1961.
  • Silvio Grassetti se llevó un podio en 500 cc y finalizó quinto en el mundial 350 cc en 1962.
  • Remo Venturi fue sexto en 350 en 1963.
  • El propio Venturi se hizo con un podio en 500 cc en 1964.

Archivado en:

Italjet Dragstar

Relacionado

Breve historia de la marca Italjet

Polini 910 Carena RS, una minimoto de carreras

Relacionado

Esta es la historia de la marca de minimotos Polini

Mobylette Gac 50 Cady 1981-1986. No tenía las prestaciones ni la efectividad de otros modelos, pero era el ciclomotor económico por excelencia.

Relacionado

Recordando la historia de Mobylette

Nuestros destacados