Cambio de sentido entre Aprilia y Yamaha: Andrea Dovizioso, Maverick Viñales y RNF

La situación ha cambiado de forma inesperada, dando un giro a las trayectorias de Mack y Dovi.

Andrea Dovizioso con la Yamaha del RNF y Maverick Viñales con la Aprilia
Andrea Dovizioso con la Yamaha del RNF y Maverick Viñales con la Aprilia

Han pasado apenas 16 meses desde que Andrea Dovizioso se subió por primera vez a la Aprilia RS-GP en Jerez, en el mes de abril del pasado 2021. El italiano, en pleno año sabático tras no renovar con Ducati y no encontrar ninguna oferta lo suficientemente satisfactoria, decidió parar un curso y esperar. Aprilia aprovechó la coyuntura y le ofreció una prueba sin compromiso, a la que siguieron otras.

Dos meses después, a finales de junio, Maverick Viñales y Yamaha anunciaban su no continuidad para el siguiente curso, renunciando así el español a un jugoso año de contrato. En agosto, los acontecimientos se precipitaron: Yamaha suspendió al español por su actitud en la carrera del GP de Estiria y le dejó sin correr el GP de Austria.

MotoGP en DAZN en vivo y a la carta.
Suscríbete y comienza tu mes gratis.

El perdón de Viñales no dio paso a una reconciliación y los caminos de ambas partes se separaron antes de tiempo. Días después se anunció su fichaje por Aprilia para 2022, una unión que se anticipó: tras un test en Misano con la RS-GP, la marca de Noale le dio la oportunidad de correr las seis últimas carreras del año.

De forma paralela, la vacante en Yamaha inició un pequeño efecto dominó: Franco Morbidelli dio el salto al oficial y Petronas llamó a Andrea Dovizioso para llevar la Yamaha que dejaba libre el italo-brasileño. Tras meses negándose a comprometerse en firme con Aprilia, firmaba con Yamaha con los ojos cerrados.

Paradójicamente, esos movimientos permitían tanto a Viñales como a Dovizioso -los dos grandes rivales de Marc Márquez en sus últimos años de dominio- luchar por lograr un hito que nadie ha logrado en la era MotoGP: ganar con tres marcas diferentes.

Si en aquel momento se hubiese hecho una macro encuesta sobre quién lo lograría, indudablemente la respuesta mayoritaria hubiese sido Andrea Dovizioso.

Andrea Dovizioso en MotoGP 2022 con el RNF Yamaha
Andrea Dovizioso en MotoGP 2022 con el RNF Yamaha

No solo la Yamaha de Fabio Quartararo lideraba el Mundial, sino que el propio Viñales había ganado al inicio de año en Qatar y había sido segundo en Assen, solo por detrás del propio Quartararo. Por su parte, en Aprilia (única marca todavía con concesiones) se veían algunos brotes verdes y el podio en Silverstone lo refrendó. Pese a eso, la sensación es que Iwata y Noale todavía jugaban en ligas distintas dentro de MotoGP.

Un año después, todo ha cambiado por completo.

Andrea Dovizioso ha sido incapaz de extraer el jugo de la Yamaha YZR-M1, hasta el punto de anticipar su retirada a Misano. El de Forlí competirá en Austria y dirá adiós en San Marino, poniendo un punto final anticipado y amargo a una grandísima trayectoria.

Por su parte, Maverick Viñales llega al Red Bull Ring -el escenario donde todo saltó por los aires en 2021- totalmente crecido: viene de hacer dos podios seguidos con una Aprilia RS-GP que ya se ha mostrado ganadora y con la que el año que viene quiere optar a todo.

Maverick Viñales celebra en el podio su segunda posición en Silverstone.
Maverick Viñales celebra en el podio su segunda posición en Silverstone.

¿Quién podía imaginar que dar largas a Aprilia para firmar por Yamaha sería la decisión que pondría un abrupto fin a la carrera deportiva de Andrea Dovizioso?

¿Y quién podía imaginar que ser despedido de Yamaha y recalar en Aprilia relanzaría la carrera deportiva de Maverick Viñales?

¿Dónde estarían ahora ambos si Dovizioso hubiese firmado por Aprilia para ser compañero de Aleix Espargaró en 2022 antes de todo lo sucedido entre Viñales y Yamaha?

Cada cual tendrá su propia respuesta a esta última pregunta, y seguro que Dovizioso lo habrá pensando en más de una ocasión.

Poco importa ya. En su día la decisión de Dovi pareció lógica y Viñales se aferró al único clavo que le permitía seguir al pie del cañón en MotoGP. Lo que sí está claro es que, un año después, la tendencia se ha invertido completamente. Hace un año el paso lógico, el salto hacia delante, era irse de Aprilia a Yamaha.

Viñales y Dovizioso, pero sobre todo Viñales, han demostrado lo contrario.

La mejor prueba es el cambio que hará el RNF Racing Team el próximo curso, cuando dejen las M1 que tienen ahora -heredadas de sus tiempos de Petronas- para quedarse con las RS-GP y convertirse en equipo satélite de Aprilia, que hace un año ni siquiera tenía equipo oficial.

Aleix Espargaró logró el primer podio de Aprilia en MotoGP en Silverstone batiendo a Jack Miller
Aleix Espargaró logró el primer podio de Aprilia en MotoGP en Silverstone batiendo a Jack Miller

No solo eso: la unión entre RNF y Aprilia está siendo capaz de atraer a pilotos como Miguel Oliveira o Raúl Fernández, que en el pasado han llegado a sonar para Yamaha, y que todo apunta a que el próximo curso llevarán sendas RS-GP.

Con la igualdad y volatilidad actual en MotoGP, la tendencia puede cambiar perfectamente de aquí a dentro de un año; pero ahora mismo parece claro que el flujo de las migraciones entre Yamaha y Aprilia ha cambiado de sentido. Ahora seduce más Noale que Iwata.

Maverick Viñales celebra en el podio su segunda posición en Silverstone.

Relacionado

Maverick Viñales sube otro escalón en Silverstone y avisa: “Aún no estoy al máximo”

Maverick Viñales tras terminar tercero la carrera de Assen

Relacionado

Maverick Viñales consigue un hito sin precedentes en la historia de MotoGP

Andrea Dovizioso dejará MotoGP tras Misano

Relacionado

Andrea Dovizioso dejará MotoGP tras Misano y Cal Crutchlow se quedará con su Yamaha

Nuestros destacados