Informe altura de las motos

La altura es uno de los aspectos más determinantes cuando compras una moto, ya sea por la estatura del piloto o la distancia del suelo al asiento. Aquí te vamos a decir cómo le quedan a un chico/a de altura estándar más de 60 motos de 11 categorías distintas, y a mostrarte gráficamente cómo le qued a auna persona de 160 cm.
Jesús Lázaro/Leticia Giménez/Sergio Romero/Marcos Gil/Arantxa Acisclo. Fotos: Lluís Llurba | 02/04/2013
Votar
109 votos

Nunca antes se había hecho un análisis detallado comparando la altura de los asientos de las motos más representativas del mercado, de modo que hemos salido a los concesionarios y sondeado un amplio abanico de motos, para que veas si son de tu talla. La prueba se realiza con un hombre de talla media (1,75 m) y una mujer también de talla media (1,65 m). Cada une se sube en más de 60 motos, que representan las categorías más destacadas del mercado de motos de media y alta cilindrada. Para establecer un parámetro se ha dispuesto una escala que mide, marcando por colores cada 2 cm, la altura del talón con respecto al suelo. Y además cada moto tiene un gráfico en el que se aprecia la huella de contacto que deja el pie en el suelo al subirse en la moto. Así se puede comparar con los mismos patrones a todas las motos seleccionadas. Pero como hay algún factor que afecta además de las propias mediciones, como la anchura del propio asiento, que también marca la comodidad del piloto para llegar al suelo, hay un comentario de nuestra pareja protagonista al lado de cada moto.

En la actualidad todos los fabricantes declaran la altura del asiento y eso es una buena referencia para saber si la moto en cuestión nos puede «quedar bien». Aun así, en MOTOCICLISMO vamos más allá con todas las dimensiones de las motos de pruebas y nuestro centro técnico las mide al completo y las pesa, además de comprobar sus prestaciones y rendimiento en el banco de potencia. La mayoría de los modelos aquí mostrados tiene la medida del asiento verificada, algo que se especifica al lado del dato. Para hacer una medición igual en todos los modelos se sigue el mismo procedimiento. Se utiliza una escuadra, que se ubica paralela al suelo con un nivel, y se coloca justo donde se sienta el piloto, de ahí se toma la medida de la escuadra la suelo. Esto se hace siempre con el depósito vacío, para que el peso de éste no comprima las suspensiones, modificando así la altura al suelo.

No falla. Cuando hablo con alguien y sale el tema de que trabajo en MOTOCICLISMO, siempre surge la frase: «joder qué suerte, poder probar todas las motos». Pues no. Para mi desgracia hay determinadas motos que me gustaría catar, pero que es imposible con mi 1,58 m y 53 kg. BMW K 1600 GT, BMW R 1200 GS, Yamaha V-Max, H-D V-Rod… la lista es más larga de lo que parece y no te imaginas lo frustrante que es. En carretera abierta no hay problema, pero en ciudad, uff. Aun así, con alguna me he emperrado y, tirando de truquis, experiencia y de cautela he salido airoso aunque con algún sustejo. Por ejemplo con la Ducati Multistrada 1200 S, cambiando el modo de suspensiones a enduro (más blanda) al llegar a un semáforo, y al salir, volvía al modo Sport. En otras, sin estas ayudas electrónicas, hay que buscarse las mañas y sobre todo, ir a la defensiva y renunciar a parte de las ventajas de ir en moto (no me arriesgo a ir entre coches parados, por ejemplo), e ir buscando los bordillos, las depresiones del asfalto para meter las ruedas... Mientras todo va bien, me basta con llegar con la puntera derecha sacando el culo como Pedrosa, pero si alguien te hace una pirula y no te da tiempo a preparar el protocolo de parada…

Aprilia RSV 850

Para ella (1,60 m)

El problema del Aprilia SRV 850 para ella es la anchura del asiento, que alarga los 790 mm que mide del suelo al asiento. También el elevado peso de este scooter podría penalizarle cuando tiene que hacer una parada, ya que solo apoya la punta de la bota.

Para él (1,77 m)

Este Aprilia estará mejor controlado por una talla algo superior, aunque difícilmente posarás los dos pies en el suelo si no mides más de 1’80… Seguro que podrás perdonárselo sabiendo que montas el scooter más potente del mercado.

BMW C 650 GT

Para ella (1,60 m)

Como veis en la foto, al BMW C 650 GT no le penaliza ser el scooter más alto de este informe. Lo compensa que se estrecha en la parte delantera y que le permite a Leticia apoyar los dos pies en el suelo, fundamental en ciudad.

Para él (1,77 m)

De momento los scooter de BMW son los únicos de la marca alemana en los que no se comercializa un asiento opcional más bajo… de momento, y es que ya nos han informado que saldrá al mercado muy pronto, aunque perderá el calefactable.

Suzuki Burgman 650

Para ella (1,60 m)

Rivaliza con el Suzuki Burgman 650 como mejor opción para las Leticias y los bajitos ya que además de ser el maxiscooter con menor altura de asiento. Eso sí, pesa casi 30 kg menos que el Suzuki, que se notan sobre todo para maniobras en parado.

Para él (1,77 m)

Como veis, apoyo toda la planta del con naturalidad, lo que me trasmite un extra de seguridad y la ergonomía es perfecta. Con algo menos de anchura en el asiento cualquiera llegaba con los dos pies al suelo… aunque perdería confort en marcha.

Honda Integra

Para ella (1,60 m)

Ya le habíamos avisado a Leticia de que la llegada del Honda Integra ha generado un debate sobre si se trata de una moto, de un scooter o de ninguno de los anteriores. El caso que se subió confiada en llegar al suelo y me tocó agarrar de la parrilla…

Para él (1,77 m)

Tiene el mismo chasis que las Honda NC700 y llantas de 17’’, una medida única para un scooter ya que el segmento «rueda alta» equipa 16’’. La posición del motor bajo el asiento hace que esa parte se ensanche y sea más difícil posar los pies para cualquiera.

Honda Silverwing

Para ella (1,60 m)

¿Cómo es posible que midiendo 5 mm más que el SilverWing, pueda apoyar tres cuartas partes de la bota? La respuesta es fácil, el asiento del Burgman es más fino especialmente en la zona delantera, sin restar apenas confort a la posición.

Para él (1,77 m)

Aunque es el más grande de la saga, este 650 hereda una de las virtudes que han hecho más popular a los Burgman, su altura de posición contenida. Y es que, aun siendo el más pesado de estos maxiscooter, es un modelo apto para todos los públicos.

Yamaha T Max

Para ella (1,60 m)

El Yamaha T-Max es de esos scooter que no parece tan alto hasta que te subes en uno. El hándicap de este modelo, en este sentido, es el amplio asiento (y amplio hueco) que te obliga a llevar las piernas muy arqueadas.

Para él (1,77 m)

Seguro que no soy el único que ha visto sobre un T-Max a pilotos de todas las tallas; y es que dudo mucho que algún «bajito» se corte de comprarse uno por este tema. Su bajo peso y líneas deportivas juegan a su favor.

BMW R 1200 GS

Para ella (1,60 m)

BMW es la marca que más hincapié ha hecho fomentando el acceso de sus motos a todos los públicos, especialmente a chicas. Sin el asiento rebajado que la marca vende como accesorio, Leticia nunca llegaría al suelo encima de una GS.

Para él (1,77 m)

Además de las dos alturas que se puede colocar y del asiento bajo que se comercializa como extra, BMW da la posibilidad de regular la moto de fábrica cuando la compras en el concesionario. Se retoca la suspensión y se necesita una pata de cabra más corta.

 

Honda NC 700 X

Para ella (1,60 m)

Leticia solo fue capaz de posar ella sola para la foto en la económica trail de Honda, gracias sobre todo a su asiento, más estrecho que el resto de sus rivales; y curiosamente, también más que el de su hermano de chasis Integra.

Para él (1,77 m)

Durante 9 meses tuvimos en la redacción una Honda NC700X con la que rodamos 50.000 km, alguno de ellos los hice yo. Recuerdo que cuando bajaba de mi Suzuki V-Strom y me subía en la «Nacex» me parecía más compacta, bajita… ahora sé por qué.

Kawaski Versys

Para ella (1,60 m)

Pese a no llegar a apoyar en el suelo, Leticia no descartó la Kawasaki Versys 650 en un futuro con los estribos proporcionalmente tan altos como el asiento no da sensación de moto grande en marcha y su gran baza es su reducido peso.

Para él (1,77 m)

La Versys es como una de esas modelos de la Pasarela Cibeles, proporcionada, delgada y sobre todo alta, la más alta de esta categoría. Pero como quiere gustar a todos los públicos, Kawasaki comercializa como accesorio un asiento 20 mm más bajo y estrecho.

Suzuki V Strom

Para ella (1,60 m)

Pillamos a Leticia haciendo trampas con la Suzuki V-Strom 650, porque para apoyar el pie tenía que estar ligeramente inclinada a su derecha. Cuando se puso firme y centrada comprobó que necesitaba mi ayuda detrás… eso sí, por los pelos.

Para él (1,77 m)

Tengo el modelo anterior de la V-Strom y, sinceramente, hasta que no había hecho este informe no me había percatado de que no apoyo los dos pies completamente en el suelo. Me queda justo como veis en la foto, pese a que esta nueva versión es 15 mm más alta.

Triumph Tiger 800

Para ella (1,60 m)

La «pequeña» de las Tiger, pequeña por decir algo, tiene dos posiciones para nivelar la altura del asiento con una diferencia de 20 mm. Las fotos las hicimos con la posición más baja del asiento y aun así no conseguimos que pusiera los dos pies en el suelo.

Para él (1,77 m)

Me sentí cómodo a los mando de la Triumph Tiger 800, porque si bien ahí arriba se notaba la altura de la tricilíndrica británica, tanto chasis como asiento son estrechos y me permitieron llegar al suelo con relativa facilidad.

Harley Davidson Superlow

Para ella (1,60 m)

Si hay una H-D para Leticia, seguramente sea esta Super Low, literalmente súper baja. Además de su reducida altura de asiento (mirad el pie de Leticia que no veréis muchos más así), es una custom de dimensiones contenidas y peso reducido.

Para él (1,77 m)

Como habrás imaginado, tratándose de una Harley, puede customizarse hasta donde llegue tu imaginación y entre los accesorios originales tiene la posibilidad de colocar un asiento aún más bajo. En la foto, además del asiento estándar incorpora el del pasajero (extra opcional).

Honda VT 750

Para ella (1,60 m)

Las custom no están exentas de las tradicionales fotos de Leticia de puntillas, como demuestra la Honda VT750S. En lugar de unas dimensiones mastodónticas, Honda ha buscado una altura y dimensiones más lógicas, para moverse en ciudad.

Para él (1,77 m)

En algún sitio he leído que Honda desarrolló esta VT750S como una custom al gusto europeo (algo de razón tendrá cuando mantiene las Shadow, como custom tradicional). Se puede conducir con carnet A2 y tiene una postura de conducción muy natural.

Kawasaki Vulcan

Para ella (1,60 m)

Viendo a Leticia en la Vulcan parece mentira que se trate de las custom medias, y ya no por la altura del asiento, que en este segmento es menos relevante; son las dimensiones y el peso. Está claro que en la Kawasaki VN900 lo que más le puede penalizar a Leticia es el peso.

Para él (1,77 m)

Con estas custom, pararse en un semáforo o bajar de la moto no es un problema. Lo peor es maniobrar en parado, cuando los casi 300 kg te parecerán toneladas. Y te lo digo porque hemos movido muchas más de una custom para hacer estas fotos.

Suzuki Intruder

Para ella (1,60 m)

Teníamos varias posibilidades para escoger entre la gama Intruder de 800 cc de Suzuki, (C y M) y todas comparten chasis y dimensiones. Así que dejamos que fuera Leticia la que escogiera y se quedó con esta Suzuki Intruder C800… y le gustó tanto que casi se la lleva a casa.

Para él (1,77 m)

Otra buena opción entre los modelos de corte más clásico. La altura del asiento es ligeramente mayor e incluso se nota el asiento más ancho, pero las sensaciones en marcha y cuando toca poner los dos pies en el suelo es que estás ante una custom de verdad.

Yamaha Midnight Star

Para ella (1,60 m)

En la Yamaha Midnight Star 950 la altura del asiento no fue un problema para Leticia, de hecho, llegó con más holgura que ninguna otra. Lo complicado para ella fue situar los pies en las plataformas, ya que están a cierta distancia y no vale con tener las piernas cortas.

Para él (1,77 m)

La custom de Iwata es con mucho la moto más bajita de su categoría y, por ende, de todo el informe. Conviene recordar que en este tipo de modelos la altura al asiento no es lo único importante, hay que valorar también el tamaño general, la distancia a los estribos, el peso…

Kawasaki W 800

Para ella (1,60 m)

Aunque lo parezca, no es la altura lo que más le penaliza a Leticia cuando se sube a lomos de la Kawasaki W800. Es ese asiento «vintage» que se ensancha por momentos y que obliga a tener las piernas más arqueadas de lo necesario.

Para él (1,77 m)

Este segmento que llamamos retro, aunque no sea de los más explotados por las marcas, quizás sea el que tiene un concepto más amplio. No importa la altura, la potencia, la protección aerodinámica… lo único que cuenta es una estética que nos lleve años atrás.

Moto Guzzi V7

Para ella (1,60 m)

Con la Moto Guzzi V7 Special ya estamos hablando de una altura considerable, 35 mm más que la Triumph Bonneville SE por poner un ejemplo. Y es que la V7 está a medio camino entre una deportiva de la época y una naked, aunque su sobresale más de la cuenta y no ayuda a llevar las piernas al suelo.

Para él (1,77 m)

Tengo cierta debilidad por las V7, así que no sé si será el subconsciente el que me dice que la moto me queda que ni pintada aunque no llegue con los dos pies al suelo. Las altura de los estribos, la distancia al manillar, todo está bien colocado en la Guzzi en favor de la ergonomía.

Triumph Bonneville T100

Para ella (1,60 m)

Esta «Bonnie» fue otro de los amores a primera vista de Leticia, Lluis y yo nos quedamos con las Triumph Bonneville T100. Aunque cuando subió a una y a otra la entiendo. La SE tiene una altura de asiento considerablemente menor, tanto que casi apoyaba los dos pies en el suelo.

Para él (1,77 m)

Tengo que reconocer que esta SE es una moto mucho más ciudadana que la T100. No es solo cuestión de agilidad, es que si entre el tráfico urbano necesitas poner pie a tierra por un imprevisto, la distancia al suelo del asiento y su contenido peso se aliarán contigo.

Triumph Bonneville T100

Para ella (1,60 m)

Además de 30 mm con respecto a su hermana, esta  Triumph Bonneville T100 tiene un asiento más ancho, que como ya te hemos contado, no facilita ni mucho menos el llegar con los pies al suelo para pilotos bajitos o chicas. Claro que si ese no es un problema para ti, elige a «Bonnie» que más te guste.

Para él (1,77 m)

Si como yo, en una de las primeras cosas que te fijas es en las preciosas llantas de radios, te habrás dado cuenta de que en lugar de las llantas de 17’’, la T100 equipa delante unas de 19’’. Esto afecta también a la ergonomía, al subir el manillar y por lo tanto estar más cerca del piloto.

BMW RT

Para ella (1,60 m)

A poco que te hayas movido en ambientes moteros o hayas ido a alguna concentración has tenido que ver a gente de cualquier talla sobre esta popular GT. Y es que la RT es uno de los emblemas de BMW y con el asiento bajo también es apta para chicas.

Para él (1,77 m)

Para una chica está claro, pero en mi caso o para cualquiera con una altura por encima de 1’75 toca valorar qué prefieres: comodidad/seguridad apoyando la planta del pie en el suelo, o confort en marcha. Y es que lo que se pierde con el asiento bajo es mullido y superficie sobre la que apoyarse.

BMW K 1600 GT

Para ella (1,60 m)


¿Quién dijo que una chica no puede tener una BMW K 1600 GT? Con el asiento rebajado de BMW, el único problema para Leticia será el peso de esta Gran Turismo. Puede apoyar la planta de los pies, lo que le permitirá bajarse de la moto sin problemas y pararse en un semáforo.

Para él (1,77 m)

Los más de 330 kg pueden suponer un hándicap para mover la BMW en parado, pero no un impedimento para tener una en el garaje. Y lo que también ha quedado claro viendo a Leticia en la 1600 es que la altura tampoco es una excusa.

Kawasaki GTR 1400

Para ella (1,60 m)

Está claro que cuando entrar en el segmento de las GT, los problemas de altura de Leticia se multiplican, aunque todavía hay modelos en los que puede sujetar la moto de puntillas y sin ayuda; y sorprendentemente es la Kawasaki 1400 GTR

Para él (1,77 m)

Puede sorprender a priori que Leticia pueda apoyar los pies, y más si miramos las dimensiones de esta Kawasaki, ni bajita ni ligera. Pero es que cuenta con un asiento y una zona central más estrecha de lo normal y la pierna se desliza hasta el suelo.

Triumph Trophy

Para ella (1,60 m)


La GT británica cuenta con dos posiciones de asiento y nosotros lo intentamos con la más bajita, pero como podéis comprobar en la foto, eso no impidió que finalmente Leticia posara en vilo. Habría que probar con el asiento más bajo que tienen.

Para él (1,77 m)

Una GT de las dimensiones de la Trophy impresiona, pero más cuando la mueves por un concesionario y se encuentra rodeada de motos. Afortunadamente, todo lo torpona que puede parecer en parado, cambia por completo en movimiento.

Yamaha FJR 1300

Para ella (1,60 m)

Demasiado en vilo queda Leticia como para montarse sola en una Yamaha FJR1300A, a no ser que esté yo detrás presente en cada semáforo para sujetarla. En su caso, el único punto a su favor con respecto a la competencia es que es sustancialmente más ligera.

Para él (1,77 m)

No es la moto más alta, ni mucho menos (en realidad es la más bajita de la categoría con diferencia), pero ha sido la moto con la que más me ha costado apoyar la planta del pie en el suelo; todo provocado por la anchura del asiento y de los plásticos que caen hasta los estribos.

BMW F 800 R

Para ella (1,60 m)

La naked alemana puede presumir de tener unas dimensiones armónicas, ni muy alta ni muy pesada, ni todo lo contrario. Lo bueno para Leticia es que la BMW F 800 R cuenta con el asiento más bajo opcional, que le permite posar los dos pies en el suelo.

Para él (1,77 m)

Este asiento bajo es la mejor manera para abrir el mercado de BMW a las chicas. Para chicos de medidas estándar, se echará en falta algo de mullido así que mejor el original. En marcha también te das cuenta de que los estribos se sitúan un tanto elevados y atrasados.

Ducati Monster 696

Para ella (1,60 m)

Parte del gran éxito de la Ducati Monster 696 es que se trata de un modelo ligero y fácil de pilotar, que tuvo mucha aceptación entre las chicas. Su acertado diseño, precio ajustado y dimensiones contenidas la han convertido en la Ducati más vendida de la historia.

Para él (1,77 m)

Como veis, Leticia llega sobrada al suelo y yo apoyo los pies en el suelo. Además de su altura, la Monster es una moto que tiene una distancia entre ejes corta, estribos elevados y el manillar rebajado, todo ello la convierten en una naked muy particular.

 

Honda Integra

Para ella (1,60 m)

Si te acuerdas de la primera parte de esta entrega, publicada la semana pasada, el Honda Integra era el único maxiscooter con el que Leticia no llegaba con los dos pies al suelo. Esta naked, con la que comparte chasis, tiene el asiento más bajo y una posición de conducción más cómoda.

Para él (1,77 m)

Leticia llega de puntillas al suelo, pero no porque la Honda NC700S sea una moto especialmente alta, es más bien por la propia arquitectura de la moto. Y es que con el motor tan abajo, la parte del asiento se ensancha y te obliga a arquear las piernas.

Kawasaki Z 800

Para ella (1,60 m)

La Kawasaki Z800 es ya casi como una maxinaked, no en vano es la más alta, pesada y potente entre estas naked. Pero su aspecto musculoso no debe llevar a engaño, ahí tenéis a Leticia que se mantiene ella sola y sin ayuda.

Para él (1,77 m)

A pesar de que se trata de una moto alta de por sí, esta Kawasaki cuenta con un asiento estrecho que facilita su acceso y permite llegar al suelo hasta a los bajitos. Cuando mueves la moto en parada, su peso y un radio de dirección escaso, la penalizan.

KTM Duke

Para ella (1,60 m)

La herencia supermotard de las primeras Duke se mantiene en la actual, aunque ahora se trate de una naked pura y dura. El motor y el chasis es de lo poco que se mantienen, por eso sigue siendo una moto difícil para las chicas de altura estándar.

Para él (1,77 m)

Viendo las dimensiones (la más alta y la más ligera al mismo tiempo) y el motor de un cilindro que la da vida, está claro que se trata de una naked única y la más divertida de la categoría. Su reducido peso te permite tenerlo todo bajo control.

MV Agusta Brutale

Para ella (1,60 m)

Una de las motos más bellas del mercado es también de las más asequibles para las chicas (mirad como le queda a Leticia). Y es que por su poco peso y una altura de asiento contenida, es capaz de alojar a pilotos de todas las tallas.

Para él (1,77 m)

La llegada de la pequeña MV Agusta Brutale 675 ha supuesto un toque de atención a sus dos rivales principales: la Ducati Monster (además de competir por el cariño de la afición italiana tiene las mismas dimensiones) y la Triumph Street Triple (con quien comparte configuración de motor).

Suzuki Gladius

Para ella (1,60 m)

Desde su lanzamiento en 2009 no sé las veces que he leído que la Suzuki Gladius 650 es la moto perfecta para las chicas (no una moto de chicas) por su tamaño, configuración de motor, cilindrada y, por qué no, estética, ya que se ha comercializado con múltiples y coloridas decoraciones.

Para él (1,77 m)

Su buena aceptación en la tabla de matriculaciones confirma que se trata de una moto que gusta al público general. Tiene mucha aceptación como primera moto e incluso como moto para sacarse el carnet A2. Seguro que en las autoescuelas valoran llegar con los dos pies al suelo.

 

Suzuki GSR 750

Para ella (1,60 m)

Cuando retomamos al concepto de naked deportiva, volvemos a ver los problemas de Leticia para llegar al suelo, aunque hay que decir que dentro de las cuatro tetracilíndricas japonesas la GSR 750 es la más bajita y con la que mejor planta los pies en el suelo.

Para él (1,77 m)

Cuando acabas de subir en la Gladius y pruebas la GSR las diferencias saltan a la vista incluso en parado. Si la primera trasmite serenidad y sencillez a sus mandos, esta te pide un punto de inquietud y desenfreno. Leticia escoge la Gladius, yo me quedo con la GSR.

Triumph Street Triple

Para ella (1,60 m)

Otro de los grandes descubrimientos de Leticia y es que como ves llega con total soltura al suelo y pudo maniobrar con ella en parado sin dificultad. En el aspecto más subjetivo, le pareció preciosa estéticamente.

Para él (1,77 m)

La Triumph Street Triple no es una moto baja, pero sí ligera y con una postura de conducción sobresaliente. Si a esto le añadimos que cuenta con un tricilíndrico explosivo y un chasis que responde a la perfección, tenemos un producto redondo.

 

Kawasaki Z 800

Para ella (1,60 m)

Compite junto a la Kawasaki Z800 por ser la moto más alta, aunque como aquella, es lo suficientemente estrecha para apoyar la puntera en el suelo. Para conseguirlo Leticia tiene que apoyarse en el depósito, lo que no es especialmente cómodo.

Para él (1,77 m)

Para un chico de estatura estándar la Yamaha FZ8 te dará problemas para llegar con los dos pies al suelo, pero por si acaso está equipada con un sistema de suspensión delantera y trasera regulables que permiten al piloto ajustarlo para adaptarse a las condiciones y la altura.

BMW S 1000

Para ella (1,60 m)

Si con sus 160 cm Leticia puede apoyar en el suelo, pocos serán a los que la talla les pueda penalizar a la hora de elegir la superbike alemana. Ya sabíamos que era de las más populares en los campeonatos de velocidad, ahora hemos comprobado que cualquier piloto puede con ella.

Para él (1,77 m)

Como es lógico, la BMW S 1000 RR es la único moto de BMW que no tiene como accesorio un asiento bajo y tampoco lo necesita. Con los estribos tan elevados, los bajitos no tendrán problemas de piernas, pero a lo mejor la posición de los brazos es un poco forzada.

 

Ducati 1199 Panigale

Para ella (1,60 m)

Ducati ha fabricado una moto de líneas muy estrechas, que para las tallas más bajas les facilita el acceso al asiento y llegar con los pies al suelo; sobre todo teniendo en cuenta que estamos con el asiento más alto de la categoría.

Para él (1,77 m)

La Ducati 1199 Panigale me queda especialmente bien, lo noto… pero ¿a quién no? En un mundo en el que cada vez las motos deportivas son menos racionales la Panigale es quizás la más irracional de todas, así que la altura no debería ser un impedimento para tener 1.

Honda CBR 600 RR

Para ella (1,60 m)

Como casi siempre, las motos del ala dorada son las motos más contenidas de la categoría, en el caso de la supersport, no es ni la más/menos alta, ni la más/menos pesada. En el término medio está la virtud deberán pensar en Honda.

Para él (1,77 m)

Las deportivas cuentan con una gran baza a favor: el peso, especialmente en las supersport donde ninguna pasa de 200 kg. Esto las hace más asequible si cabe para cualquier talla y también para las chicas. Seguro que habéis visto a más de una en una Honda CBR600RR como la seda.

Honda CBR 1000 Fireblader

Para ella (1,60 m)

La Honda CBR1000RR Fireblide tiene el asiento más alto entre las tetracilíndricas, pero esto no supone un inconveniente por la fisonomía propia de estas motos. En su caso no solo el asiento, también el depósito estrecho es una ventaja para los bajitos.

Para él (1,77 m)

Leticia llega de puntillas, es cierto, pero en mi caso planto los dos pies en el suelo con facilidad. Lo más importante, es que una vez encima, apenas se nota la diferencia de dimensiones entre la «seiscientos» y la «mil».

 

Kawasaki ZX 6R

Para ella (1,60 m)

La pequeña Kawasaki ZX-6R es la más bajita de la categoría con la Suzuki, pero eso no siempre es sinónimo de llegar al suelo con garantías. La anchura del asiento y del depósito son tan importantes o más.

Para él (1,77 m)

En cualquier deportiva, los bajitos cuentan con cierta ventaja frente a los muy altos, porque se adaptan mucho mejor a las dimensiones de las motos; te aseguro que la altura media de los pilotos es más baja que la medida estándar.

Kawasaki Z 1000

Para ella (1,60 m)

Es la que tiene el asiento más bajo en el segmento de las superbike, prácticamente al nivel de una supersport y no supera los 200 kg de peso (verificado), la más ligera entre las japonesas. Una buena opción para las chicas.

Para él (1,77 m)

Como pasaba entre la Kawasaki Z800 y la Kawasaki Z1000 se vuelve a dar la circunstancia de que llego con más soltura al suelo con la Ninja de mayor cilindrada (apoyo el pie completamente), y eso teniendo en cuenta que el asiento está 5 mm más elevado del suelo.

Suzuki GSX R 600

Para ella (1,60 m)

Entre las supersport las Suzuki GSX-R son las motos que tienen el asiento más cerca del suelo y más ligeras. Leticia, por ejemplo, con esta Suzuki GSX-R 600 llega con total soltura con los pies apoyados y las manos en los semimanillares y en marcha la adaptación es total.

Para él (1,77 m)

Aunque no podemos mostrarte aquí las de su hermana de superbike, porque no encontramos unidades en Madrid, la Suzuki GSX-R1000 tiene una altura y peso contenido muy al nivel del resto de japonesas (202,1 kg y 820 mm de altura de asiento).

YamahaYZF R6

Para ella (1,60 m)

Las R6 son motos relativamente corpulentas, teniendo en cuenta la igualdad existente entre las deportivas japonesas. La escasa diferencia en altura y en anchura del asiento hace que Leticia se tengo que poner más que nunca de puntillas para llegar.

Para él (1,77 m)

La estética de la Yamaha YZF-R6, afilada como un cuchillo, es su carta de presentación, aunque esas líneas agudas en el depósito no ayuda a que las piernas estén más juntas. En muchos momentos la R6 ha sido la referencia de la categoría de supersport, una en la que no te puedes dormir.

Yamaha YZF R1

Para ella (1,60 m)

Leticia tiene los mismos problemas para llegar al suelo con la Yamaha YZF-R1 que con la R6, aunque en el caso de la superbike mantiene las dimensiones estándar entre las superbike, una categoría en la que hay modelos demasiado especializados para el uso normal en carretera.

Para él (1,77 m)

Con su saga de YZF-R, Yamaha comenzó la guerra de motos deportivas «ultrarradicales» de la última década. En la actualidad, cuando se miran los datos al detalle, el peso de la R1 destaca por arriba, puesto que tiene varios kilos más que su competencia.

BMW R 1200 GS

Para ella (1,60 m)

Nuestra visita a BMW fue un poco imprevista y cogimos a la nueva BMW 1200 GS prácticamente recién salida del horno. Así, entre otras cosas, no equipaba el asiento bajo que con el que Leticia ha llegado con todas las BMW al suelo.

Para él (1,77 m)

Es de las más altas de la categoría y con el asiento estándar hay que medir más de 1’70 para tocar el suelo. Luego hay algún truco para rebajar su altura, como anclar el asiento en la posición más baja o poner el modo de conducción «road» con las suspensiones más bajas.

Ducati Multistrada 1200

Para ella (1,60 m)

A pesar de ser la más deportiva entre las maxitrail, cumple con las dimensiones «estándares» del segmento. Su punto favorable para pilotos de la talla de Leticia es su peso, bastante más ligera que la competencia, lo que facilita sus movimientos en parado.

Para él (1,77 m)

En la Ducati Multistrada 1200 S cuentas con la electrónica de tu lado. Y es que con los cuatro mapas de motor que equipa se ajustan las suspensiones de manera electrohidráulica. Si te cuesta apoyar los pies en el suelo, ponla el modo «Urban» que es con la que va más bajita.

Honda Crosstourer

Para ella (1,60 m)

Dentro del segmento de las maxitrail, la Honda Crosstourer es grande y pesada de por sí; más aún si la acompañamos de las maletas como en la foto. Pero si te fijas en el pie de Leticia, no es la moto a la que más le cuesta llegar al suelo.

Para él (1,77 m)

A no ser que midas por encima de 1’80, será difícil que apoyes los dos pies en el suelo, porque además de alta, tiene un asiento ancho y confortable. Por otro lado, la postura de conducción es exquisita y te olvidas de sus dimensiones cuando te pones en marcha.

Kawasaki Versys 1000

Para ella (1,60 m)

La Kawasaki Versys 1000 es la moto que tiene el asiento menor distancia entre el asiento y el suelo, aunque con el de serie Leticia tampoco pudo poner los pies en el suelo. Su baza es el asiento bajo y más estrecho que se comercializa como extra.

Para él (1,77 m)

El caso es que sí se nota el hecho de ser la moto más bajita de la categoría, curiosamente está más cerca del suelo que la versión de 650 cc. También es una maxitrail ligera, lo que confiere al piloto una sensación de seguridad mucho mayor.

Triumph Tiger Explorer

Para ella (1,60 m)

El diseño juega a nuestro favor, gracias a un asiento estrecho que hace que los pies estén más cerca del suelo. En este sentido, pudimos comprobar in situ (echa un vistazo a la primera entrega de este reportaje) que Leticia llegaba mejor con la Triumph Tiger Explorer 1200 que con la 800.

Para él (1,77 m)

La posición de conducción es regulable, tanto en lo que respecta al manillar como a la altura, ya que cuenta con dos posiciones para nivelar el asiento, con una diferencia de 20 mm entre ambas y sin perder su mullido.

 

Yamaha Supertenere

Para ella (1,60 m)

Como su propio nombre indica, se trata de una moto de talla «súper» y eso que no tiene el asiento más alto, pero sí se nota la anchura del mismo, que te obliga a llevar las piernas más arqueadas de lo normal.

Para él (1,77 m)

El asiento también puede anclarse en dos posiciones, lo que no evita que los pies de Leticia estén más alejados del suelo de lo habitual. En mi caso apenas noto la diferencia de altura entre la Yamaha XTZ1200 Super Tenere y otra maxitrail de este informe.

KTM Duke 200

Para ella (1,60 m)

Esta Honda CBR250R es una moto fácil y accesible, ideal para iniciados en estas cilindradas. La principal virtud en este sentido es su bajo peso, sobre todo comparada con su competencia. Solo la KTM 200 Duke (que no podemos mostrarte en este informe) es más ligera.

Para él (1,77 m)

Poder apoyar los dos pies en el suelo te da siempre un extra de seguridad ya que en parado tienes la moto bajo control. Además, como se trata de una moto eminentemente urbana, agradecerás estar en esta posición en los semáforos.

Kawasaki NInja 300

Para ella (1,60 m)

Ser la más deportiva y tener la mayor cilindrada no es un hándicap para la pequeña Kawasaki Ninja 300, con una altura de asiento por debajo del resto de motos de este segmento y un asiento estrecho. La verdad que esta moto le queda a Leticia como un guante.

Para él (1,77 m)

La Ninja 300 no es una moto para chicas o para bajitos, aunque es evidente que éstos se encuentran más cómodos que las tallas más altas; sobre todo en marcha, porque la posición de los estribos es más elevada y quedan las piernas muy flexionadas.

Suzuki Inazuma

Para ella (1,60 m)

La Suzuki Inazuma 250 tiene presencia de moto mayor, aunque apenas cubique 250 cc, y eso se nota en la altura y el peso. Si para los 1’60 m de Leticia esto no supone un hándicap, no se puede negar es que es el prototipo de moto para todos los públicos.

Para él (1,77 m)

Precisamente por sus dimensiones es por lo que puede alojar a pilotos de todas las tallas sin que a unos les sobre y a otros les quede como un llavero. Su cuidada ergonomía conlleva una postura de conducción muy natural y apenas cansa hacerla kilómetros.

BMW R 1200 R

Para ella (1,60 m)

Que todas las BMW son accesibles para todos los públicos queda claro viendo a Leticia subida a la «roadster» alemana. Es evidente que donde más problemas tendrá será a la hora de moverla en parado, porque en marcha las dimensiones parecen reducirse.

Para él (1,77 m)

Casi todo en la BMW R 1200 R se puede ajustar a tu tallas. El asiento se encuentra a 800 mm del suelo, pero se comercializan tres versiones como accesorios: extra bajo (760 mm), deportivo (800 mm) y confort alto (830 mm). Además se puede comprar una BMW con las suspensiones rebajadas de fábrica.

Ducati Monster 1100

Para ella (1,60 m)

La Ducati Monster 1100 Evo crece sustancialmente con el incremento de cilindrada y es obvio que esta 1100 es más contundente que la 696 que a Leticia le quedaba como un guante. Aun así, es una opción muy acertada para las chicas que busquen una maxinaked.

Para él (1,77 m)

Musculosa pero compacta. La Monster 1100 te permite posar los dos pies en el suelo si mides en torno a 170 cm. En la polivalencia está su virtud, ya que es la opción más urbana dentro de un segmento que tiene miras mucho más lejos de las calles de la ciudad.

Honda CB 1000 R

Para ella (1,60 m)

La considerable altura de la Honda CB1000R queda solapada por su estilizada figura, especialmente en la parte del asiento. De esta forma, y gracias a la posición de los estribos, es posible llegar a posar los pies midiendo 160 cm.

Para él (1,77 m)

Esta CB1000R es más toda una «streetfighter» derivada de la Fireblade, pero con los lógicos ajustes de su categoría: fuera carenado, manillar alto y estribos adelantados. En cuanto al peso, apenas se incrementa 15 kg con su hermana deportiva.

Honda CB 1100r

Para ella (1,60 m)

Está claro que la Honda CB1100 es una moto muy especial en su categoría, por su diseño que ahora se viene llamando «vintage». Es la más bajita y a la vez la más pesada, pero también la suavidad de su motor lo diferencia de resto de «agresivas» maxinaked.

Para él (1,77 m)

Aunque robusta, tiene el asiento muy cerca del suelo, pero cuenta con un hándicap y es que éste es muy ancho lo que te obliga a llevar las piernas más abiertas de lo normal, así que solo los «patilargos» podrán apoyar las plantas de ambos pies con firmeza.

Kawasaki Z 1000

Para ella (1,60 m)

Su estética musculosa no invitaba mucho a subir sola, aunque como veis a Leticia no le hizo falta ayuda para mantenerse en pie. No tiene el asiento especialmente alto y además es estrecho, con todo lo que facilita para los que llegan justos al suelo.

Para él (1,77 m)

Comparando la Kawasaki Z1000 con la Kawasaki Z800 es curioso comprobar que la de más baja cilindrada es más alta y más pesada que la maxinaked. A pesar de su apariencia de moto de comic manga, el chasis lo copia de su hermana deportiva.

KTM 990 Super Duke

Para ella (1,60 m)

La Super Duke no es la moto más adecuada para Leticia, no solo por su gran altura, también porque ésta tiene más peso en comparación con su hermana pequeña, sobre todo por la configuración del motor, bicilíndrico en el caso de la KTM 990 Super Duke y monocilíndrico en el caso de la 690.

Para él (1,77 m)

Las KTM son motos altas, eso es un hecho, como también lo es el carácter desenfadado que tienen. Para la mayoría llegar al suelo no debería ser un problema, por las líneas contenidas que tiene del suelo al asiento.

Triumph Speed Triple R

Para ella (1,60 m)

En el concesionario de Triumph Leticia se confesó más seguidora de la Triumph Speed Triple que de la Street, eso sí, ambas con el faro redondo… Una vez que se subió en ambas comprobó que sus 160 cm se adaptan mejor a la pequeña naked.

Para él (1,77 m)

Gana una altura y peso considerables con respecto a las Triumph Street Triple, pero esto apenas se aprecia en la manejabilidad. Tiene dos posiciones para anclar el asiento y también comercializa un asiento bajo como accesorio.

Comentarios

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.